El Rastrojero fue un vehículo utilitario fabricado y desarrollado en Argentina

El Rastrojero fue un vehículo utilitario fabricado y desarrollado en Argentina, primeramente por Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado (IAME), luego por la Dirección Nacional de Fabricaciones e Investigaciones Aeronáuticas (DINFIA) y finalmente por Industrias Mecánicas del Estado (IME).

La primera generación del Rastrojero fue desarrollada en 1952 a partir de los resabios que quedaron de una adquisición realizada por el Estado Argentino a la empresa americana Empire Tractor Corp, consistente en 2500 tractores. Tales máquinas terminaron siendo desechadas por el Estado, debido a que no estaban desarrolladas para realizar tareas agrícolas, sino más bien para acarrear armamento pesado.
Finalmente, sus elementos mecánicos tales como el motor naftero Willys de 4 cilindros y la caja de cambios de estos tractores, fueron utilizados para la motorización de las primeras unidades del Rastrojero. Al finalizar el stock de 2500 motores Willys nafteros procedentes de los tractores Empire, en 1954 el Gobierno llama a un concurso para empresas, con el fin de sellar un acuerdo de provisión motores y cajas de cambios para continuar con la producción del Rastrojero.
Si bien varias fueron las empresas que respondieron al llamado (Perkins, Fiat y Borgward), la elegida resultó la alemana Borgward, que presentó y desarrolló un motor diesel que permitió alargar la producción del Rastrojero, a la vez de permitir una reducción considerable en sus costos, así es como Borgward instala una planta de producción en el país y comienza a fabricar los motores diesel Borgward D4M.
En 1964 se desarrolla un nuevo motor de mas potencia, el Borgward D301 E1. En 1967, se rediseña totalmente la carrocería, ofreciéndose varias versiones: caja de madera; caja metálica; chasis con cabina, furgón, ambulancia, rural y doble cabina con 2 o cuatro puertas.
En 1971 se empieza a equipar al Rastrojero con un motor mas moderno, el Indenor XD 4.88 también fabricado en Argentina bajo licencia Peugeot.
En 1974 vuelve a cambiar el diseño de la carrocería la cual se mantiene así hasta el final de su producción en el año 1979.
Si bien el Rastrojero era un vehículo rustico cumplía muy bien con su función de ser una camioneta de trabajo y su costo era aproximadamente la mitad de cualquier otra pick-up de la época. Algunos se quejaban de que era lento y que tenia problemas para arrancar en bajas temperaturas, pero el problema era el desconocimiento, por parte de sus dueños, del tipo de mantenimiento que requieren esa clase de motores Diesel para su correcto funcionamiento.
Fue un invento Argentino que salió demasiado bien si pensamos que desde el comienzo fue un proyecto al que no se le brindo mucho apoyo económico, ni el tiempo necesario para su correcto desarrollo.
Desde su comienzo el Rastrojero luchó contra las diferentes decisiones de cada gobierno de turno, sin embargo, a pesar de varios intentos por parte del Ministerio de Aeronáutica y luego del de defensa por detener su producción, el Rastrojero continuó en su línea de montaje. Los ingenieros, técnicos y empleados de la fábrica no permitieron que eso suceda, garantizando su producción hasta 1979.
Hacia 1978, los directivos de IME avanzaban en un acuerdo con Peugeot para desarrollar en forma conjunta, acá y en Francia, una nueva versión del Rastrojero, se mandaron dos unidades a la planta de Peugeot en Mulhouse, Francia, para su análisis. Las decisión fue hacerle unas modificaciones al sistema de frenos ,renovar un poco la parte estética y hacer modificaciones mas que nada en los métodos de fabricación y el las lineas de montaje para que los costos de producción fueran mas eficaces y económicos. Lamentablemente cuando los directivos volvieron al país IME había sido cerrada por decisión del gobierno de turno.

N. de la R; Memorias Curiosas Argentinas.

Comentarios

Deja un comentario