Silvia Guccione desde Trelew:»Ayacucho es la alegría de lo simple, que te saluden en la calle, es calidez».

El diario digital www.ayacuchoaldia.com.ar no detiene su marcha, y en este viaje virtual nos vamos en esta oportunidad al sur del país, donde encontramos a una querida amiga que hace mucho falta de Ayacucho. Primero los estudios la llevaron a Mar del Plata, y desde hace un tiempo la vida la trajo a Trelew, donde construyó una hermosa familia. Hija de un querido matrimonio ayacuchense, es un gusto presentar que es de la vída de Silvia Guccione.

A. al D; Hola buen día, gracias por esta charla, y comencemos por recordar cuanto hace que te fuiste de Ayacucho y como se compone tu familia…

S. G; ”Hola Pablo y Sergio, gracias por reencontrarme con mi pueblo!! Me fui de Ayacucho a los 18 años a estudiar a Mar del Plata, halla por 1986. Por circunstancias de la vida hace 23 años que vivo en Trelew, habiendo formado una familia ensamblada compuesta por mi esposo, dos hijas del corazón, un hijo, tres nietos y una en camino”.

A. al D; ¿Querés contarnos quienes son tus padres, para que la gente te relacione?

S. G; ”Mi papa es Alberto Guccione y mi mama es María Ester Sarasola”.

A. al D; ¿Dónde vivís y a qué se dedican actualmente?

S. G; ”Vivo en la Ciudad de Trelew, Pcia de Chubut y trabajo en una empresa muy conocida de Medicina Privada”.

A. al D; ¿Cómo es la realidad hoy en la ciudad dónde están?

S. G; ”En la zona del valle inferior del río Chubut, donde están además de Trelew, Gaiman, Dolavon y Rawson (que es la capital de la provincia) no hay casos positivos, volviéndose de a poco a transitar esta nueva normalidad”.

A. al D;¿Hay una dieta especial, o cuidados en las comidas?

S. G; ”No!!, nuestro hijo está estudiando la carrera de gastronomía y probamos todo lo que hace. Lo bueno es que es una cocina muy variada, con muchas verduras y frutas”.

A. al D; ¿Qué cantidad de casos positivos y personas fallecidas se manejan?

S. G; ”En una población de 120.000 habitantes, 8 casos positivos, hubo un fallecido, pero ya tenía el alta de Coronavirus”.

A. al D; ¿Cómo es un día de ustedes hoy? ¿Cómo se entretienen?

S. G; ”Cuando comenzó todo esto, en mi trabajo se definió hacer home office, con lo cual mi actividad la desarrollo en casa. Mi esposo estuvo dos meses sin ir a trabajar por su edad, pero ya pudo volver y nuestro hijo cursa las materias teóricas vía Zoom. Está haciendo mucho frio, con lo cual Netflix es nuestro mejor aliado, aunque desde hace dos semanas, ya podemos disfrutar de caminatas y los cafés están abiertos. También permiten ahora las salidas recreativas para los más chicos”.

A. al D; ¿Qué protocolo o prevenciones se han tomado?

S. G; ”Las conocidas por todos, barbijo y distancia social, si vas a un negocio, hay un lugar donde registrar los datos, alcohol en gel para ponernos y paños en el piso con solución de lavandina. Con las compras, al llegar a casa se desinfecta todo”.

A. al D; ¿Qué te parece la forma que se continuó con las clases en las escuelas?

S. G; ”Creo que todo es perfectible, entiendo que se hizo lo que se pudo con lo que había, pero hay demasiadas desigualdades que hacen que un mismo protocolo no sea aplicable para todos”.

A. al D; ¿Qué negocios están abiertos? ¿En qué horario pueden salir ustedes?

S. G; ”Los primeros días era el cierre total de todo, luego paulatinamente se fueron abriendo los comercios y hace dos semanas abrieron bares y restaurantes, con muchas medidas, pero al menos pueden volver a la actividad. Extendiéndose el horario de apertura hasta las 24 horas”.

A. al D; ¿Te hizo ver o te sirvió para tomar las cosas de otra manera este fenómeno?

S. G; ”Lo más importante que me deja es la revalorización de los afectos, los amigos, la familia. Tome una real dimensión de las distancias. Hoy no me es posible llegar a Ayacucho o a Mar del Plata y eso me pesa y mucho”.

A. al D; Hay gente que cree que la cuarentena ya fue suficiente ¿Qué te parece a vos y tu entorno?

S. G; ”Ante lo desconocido uno reacciona defendiéndose. Para mí estuvo bien al principio porque no se sabía nada. Hoy creo que es necesario un aprendizaje y una adecuación de la forma de vida, pero sin dejar de vivirla. Obviamente lo digo desde un lugar donde hoy no hay casos y donde los contagios se sucedieron cuando más restrictivas eran las medidas”.

A. al D; ¿Cómo actúa la gente, pensás que se tiene dimensión de lo que vivimos?

S. G; ”Hay para todos los gustos. Pero en líneas generales la gente se cuida”.

A. al D; ¿Qué se extraña a la distancia, asados, reuniones, comidas, familia?

S. G; ”Familia!! Juntarnos y recordar anécdotas”.

A. al D; ¿Pueden venir cada tanto o como se relacionan con sus familias?

S. G; ”Nuestra comunicación en estos tiempos es por videollamadas. Hasta papa aprendió!!”.

A. al D; ¿Mantenés contacto con tus amigos de siempre, con ayacuchenses?

S. G; ”Si ¡! Las redes sociales y WhatSapp ayudan mucho !”

A. al D; ¿Qué significa Ayacucho para vos, que recuerdos o afectos guardas de  nuestra ciudad?

S. G; ”Ayacucho para mi es la alegría de lo simple, de la gente que te saluda en la calle aunque no te conozca, que te da una mano desinteresada, que no tiene apuro y que disfruta de una charla afuera del banco o en el supermercado. Ayacucho para mi es calidez”.

 

Historia de Trelew

La colonización galesa en Chubut se inició en 1865. Gracias a esta colonización, Trelew comenzó a crecer. La ciudad debe su nombre al fundamental pionero galés Lewis Jones: “Trelew” significa “Pueblo de Luis”.

Luego de que en 1884 se autorizaran las obras para el tendido del ferrocarril entre el valle y Puerto Madryn, Trelew surge y se conoce como “punta de rieles” en el centro de la colonia galesa.

Sin embargo, aunque la influencia galesa esté presente siempre, Trelew nunca llega a ser una población de identidad netamente galesa. Esto se debe a que a Trelew comienza a llegar más adelante una corriente migratoria de diversos países, que diluyen y mixturan bastante las raíces galesas. Vienen de Italia, España, Siria y Portugal, entre otros lugares lejanos, y comienzan a transformar el desarrollo del pueblo en una mezcla de culturas y religiones de gran atractivo.

Así, centro de la colonia galesa, Trelew se convierte en el albergue de numerosas familias provenientes de los lugares más disímiles, lo cosmopolita emerge dentro de un clima familiar y una sociedad creada con bases sentadas en el respeto por el otro y la multiplicidad de identidades culturales.

En el marco de esta población, todo inmigrante se siente bienvenido a soñar con su tierra y su trabajo y es así como Trelew crece y crece, y hasta alberga las primeras bandas musicales de la zona que, formadas en su gran mayoría por italianos, dan alegría al pueblo al son del acordeón, la guitarra y la armónica.

5 Comments

  1. Ester Perea – Muy linda la nota…también tienen flia de Trelew en Ayacucho en este caso tengo una hna. viviendo allá hace años!!

  2. Hermosa amiga !!! Me encantó la nota !!!! El otro día recordábamos la vida del Aya , Te mando mil besos

  3. Cada nota sobre Ayacucho me atrae es mi lugar del cual tuve que dejar por me fui a estudiar ingeniería a La Plata y después mi profesión me alejo de mi ciudad pero nunca la olvido.

Deja un comentario