Santiago Liaudat desde La Plata;»De Ayacucho tengo muy lindos recuerdos y momentos imborrables en mi memoria».

Publicada 5-6-2020. Sigue nuestro recorrido y búsqueda de ayacuchenses por el país y el mundo. Siguen las sorpresas, las alegrías, los reencuentros…Esta charla virtual será con la ciudad capital de la Pcia. de Bs. As, donde reside un querido joven hijo de una muy respetada de nuestra ciudad. Su papá fue un dirigente que fue parte de un gran momento histórico-político del pueblo. Es profesor, investigador, muy buen padre y excelente persona. En el diario digital www.ayacuchoaldia.com.ar presentamos a Santiago Liaudat.

A. al D; ¿Querés contarnos quienes son tus padres, para que la gente te relacione?

S. L:”Hola! Ante todo gracias por la invitación a la entrevista. Siempre es lindo, aunque sea de este modo, volver a los pagos. Mi padres es Marcelo Liaudat, agrimensor, que fue funcionario municipal y concejal por el peronismo, en las décadas del ’80 y ’90. Lamentablemente falleció hace ya unos cuantos años, en octubre de 2002. Dado que él vino de Baradero, no hay más familias con ese apellido en Ayacucho. Mi madre es Mercedes Landívar, trabajó de Asistente Social en varias escuelas del partido, actualmente se encuentra jubilada y disfrutando de sus nietos. Tengo varios primos y primos segundos por ese lado, son muchos los Landívar en Ayacucho y la región”.

A. al D; ¿Dónde vivís y a qué se dedican actualmente?

S. L:”Vivo en La Plata desde el año 2004, cuando vine a estudiar Filosofía. Me recibí en el 2010, y a principios de febrero de 2011 comencé a trabajar como docente en la Universidad Nacional de Quilmes. Luego obtuve una beca del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) que me permitió realizar estudios de posgrado. Actualmente soy docente e investigador en la Universidad Nacional de La Plata con dedicación exclusiva. Mi mujer es química, también trabaja en la Universidad y es investigadora en CONICET.

A. al D; ¿Cómo es la realidad hoy en la ciudad dónde están?

S. L:”Las medidas de aislamiento social se respetan bastante bien, la gente utiliza barbijos, se guardan las distancias, etcétera. Hay movimiento en la calle, ha ido creciendo con el paso del tiempo en cuarentena, pero en ese marco de cuidado.

A. al D;¿Hay una dieta especial, o cuidados en las comidas?

S. L:”No que yo sepa”.

A. al D; ¿Qué cantidad de casos positivos y personas fallecidas se manejan?

S. L:”No tengo el número preciso, pero lo último que vi no era importante. A pesar de ser una ciudad muy grande, estamos hablando de unas 100 personas infectadas, y pocos fallecidos. Pero no tengo el número en detalle, debe haber aumentado en los últimos días. Hay que tener en cuenta que La Plata, luego de La Matanza, es el municipio más poblado de la provincia de Buenos Aires. Si le sumamos Ensenada y Berisso, que están muy integrados con La Plata, estamos hablando de casi un millón de habitantes. Por lo que el número de infectados viene siendo muy manejable”.

A. al D; ¿Cómo es un día de ustedes hoy? ¿Cómo se entretienen?

S. L:”Tanto mi mujer como yo somos docentes. Y tenemos una hija. Por lo que tenemos que organizarnos para poder dar clases a distancia, y al mismo tiempo estar con ella. Entre las cosas cotidianas, el trabajo, las actividades de la casa y el cuidado de nuestra hija, la verdad que el día se nos pasa sin demasiado tiempo para aburrirnos. En el tiempo libre, a la noche, vemos alguna serie a lo sumo”.

A. al D; ¿Qué protocolo o prevenciones se han tomado?

S. L:”Fundamentalmente, lavado de manos, no ver a nadie, barbijos. Lo mismo que en todas partes”.

A. al D; ¿Cómo se dictan las clases? ¿Cómo se garantiza la continuidad pedagógica en las escuelas?

S. L:”Las clases se dictan a distancia a través de internet. Esto supone algunas dificultades, tanto en la organización familiar, de docentes y alumnos, como en aquellos casos en que falla la conectividad o no se cuenta con los dispositivos informáticos adecuados. Se va a haciendo una continuidad como se puede. No son las mejores condiciones, pero está el esfuerzo de las instituciones por no perder el contacto con los alumnos y tratar de acompañar a los docentes”.

A. al D; ¿Qué negocios están abiertos? ¿En qué horario pueden salir ustedes?

S. L:”Negocios están abiertos casi todos, los que tienen permitido y los que no, con el tiempo han ido abriendo. Las peluquerías por ej., dan turnos y abren a cada cliente. Y los negocios que tienen bajas las persianas, por lo general, están vendiendo por internet. No hay límites de horarios para estar en la calle. Al principio había un límite para los comercios para que cierren a las 20h. Pero ya no está vigente o no se respeta, no lo sé”.

A. al D; ¿Cuáles son las líneas e indicaciones de cuidado que se mantienen?

S. L:”Entiendo que las mismas que enumeré antes. Las medidas de distanciamiento social”.

A. al D; Hay gente que cree que la cuarentena ya fue suficiente ¿Qué te parece a vos y tu entorno?

S. L:”En estos temas no se le puede dar la opinión a “la gente”, como se suele decir. Hay gente que estudia el tema de las epidemias, de su propagación, de su efecto sobre las poblaciones, de sus riesgos. Son voces calificadas en este momento. Si un familiar tiene una afección cardíaca grave, supongamos, no hacemos una asamblea para ver qué opinan los vecinos del barrio. Sino que buscamos a la persona que más sabe del tema para que nos oriente. Con la pandemia es lo mismo. Creemos que porque leímos algunas notas en el diario o nos informamos por televisión sobre el tema estamos calificados para opinar sobre un tema tan complejo como es una pandemia de una enfermedad nueva. Lo cierto es que Argentina, gracias a las tempranas medidas adoptadas por el gobierno, ha logrado una propagación muy controlada de la enfermedad, ganando tiempo para preparar al sistema de salud para el pico de contagios. Comparemos con Chile o Brasil por ejemplo. Sin esas medidas hoy estaríamos lamentando decenas de miles de muertos. Por lo tanto, confío en quienes han conducido esta crisis hasta ahora, logrando buenos resultados. Por supuesto, hay que atender a los sectores más perjudicados económicamente, como en parte se viene haciendo, con diferentes grados de flexibilidad por región y rubro. Probablemente haga falta un esfuerzo mayor en ese sentido, sobre todo en relación a los sectores más pobres, a las PyMES y a los pequeños comerciantes. Pero hay que tener en cuenta que el momento es muy complejo, y es muy difícil dejar a todos los sectores conformes al mismo tiempo. Tenemos que tratar de no mirarnos el ombligo y ver al país, sobre todo a los adultos mayores que son el grupo de mayor riesgo, y luego ver al mundo y lo que está pasando en otros lados. Y tener en cuenta que el gobierno recibió un Estado devastado por el anterior gobierno de Macri, con una situación de deuda insostenible y una recesión económica de años, con una inflación galopante del orden del 50% anual en 2019. Y sobre llovido, ¡mojado! Llega la parálisis producto de la pandemia. Todo esto hay que ver antes de opinar ligeramente. Con todo ese marco, creo que el gobierno de Alberto Fernández está haciendo las cosas muy bien”.

A. al D; ¿Cómo actúa la gente, pensás que se tiene dimensión de lo que vivimos?

S. L:”Sí, creo que la enorme mayoría de las personas actúan bien, se cuidan y cuidan a los demás. Siempre están los vivos, los que piensan que todo es un chiste y que se miran solo a sí mismos. Pero por suerte son los menos. Es normal que haya un cierto malestar producto del encierro, no estamos acostumbrados. Y no creo tampoco que haya que hacer un escándalo cuando alguna persona, quizá viviendo sola, necesita ver a alguien y lo hace. El problema está en los que hacen una fiesta con cien personas. No en un encuentro personal, cara a cara con otra persona, sobre todo si es con cuidado de mantener el distanciamiento y mejor aún al aire libre. Pensemos que la cuarentena ya reduce considerablemente la cantidad de contactos. Por lo que encuentros esporádicos, como forma de alivianar el encierro y, a veces, la soledad, creo que están bien para ciertas personas, incluso es saludable”.

A. al D; ¿Qué se extraña a la distancia, asados, reuniones, comidas, familia?

S. L:”Sí, los amigos, la familia, ir al trabajo, salir a pasear los fines de semana, ir a correr o a hacer ejercicio al aire libre. Todo eso se extraña”.

A. al D; ¿Pueden venir cada tanto o como se relacionan con sus familias?

S. L:”En este momento, solo a través de las vías virtuales o por teléfono. En tiempos normales viajamos cada tanto a Ayacucho, a Vedia, de dónde es mi mujer, o a Baradero, donde vive mi familia paterna”.

A. al D; ¿Mantenes contacto con tus amigos de siempre, con ayacuchenses?

S. L:”De Ayacucho mantengo contacto habitual con un amigo de la secundaria, Silvio Bottacín, que vive hace ya unos cuantos años en Olavarría, pero también tiene a sus padres en Ayacucho, así que viaja de vez en cuando para allá. Generalmente nos encontramos en las fiestas. Durante el año hablamos por teléfono. No me quedaron otros amigos en Ayacucho. Pero sí tengo varios amigos ayacuchenses que viven en La Plata, a quienes veo frecuentemente”.

A. al D; ¿Qué recuerdos o afectos guardas de nuestra ciudad?

S. L:”Sinceramente tengo muy lindos recuerdos. Fui a la Escuela de Hermanas, y luego a la Escuela Técnica. Recuerdo ambas con cariño. Las actividades del Centro de Estudiantes en los años de la Escuela Técnica, hicimos muchas cosas, una revista titulada Antorchas, peñas de música, torneos deportivos, y sobre todo recuperamos la memoria y los derechos humanos sobre el tema de los desaparecidos en la dictadura militar, eran años en que todavía no se hablaba mucho de eso, antes que asumiera Néstor Kirchner la presidencia en mayo de 2003. Hicimos un gran trabajo junto a Angélica Bauer y el apoyo de docentes como el Gallego Calvo, entre otros. Si bien no conservo muchos amigos en Ayacucho, algunos de mis mejores amigos son ayacuchenses, y los hice en esos años. Por otra parte, el Club Independiente, los veranos en el Tiro Federal, la Fiesta del Ternero, Navidad y Año Nuevo, los días de carnaval, las vueltas al perro por la Plaza San Martín y el centro comercial, las tardes de vagancia con amigos, ir de pesca a la Loma de Sanders o a algún otro arroyo, dejaron recuerdos imborrables en mi memoria”.

4 Comments

  1. Martha Liaudat Santi, me gustó !! Gracias por tenernos siempre presente. Un gran abrazo

Deja un comentario