Luis Basterra: “El productor toma sus decisiones con cautela lógica y esperable”

???????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

El ministro de Agricultura aseguró que el Estado le da “certidumbres” al agro y afirmó que durante la pandemia “las tareas del campo se llevaron adelante con bajo riesgo de contagio”.

Por Marcelo Metayer, de la redacción de DIB

Para el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, “el productor está tomando sus decisiones con cautela”, mientras el Estado le da “certidumbres en un escenario atravesado por rumores”. El ingeniero agrónomo y exdiputado por Formosa aseguró a DIB que “la baja temporal de las retenciones se expresa ya en un incremento en el precio de los granos, a lo que se le suma la suba en el mercado internacional”. Además, afirmó que durante los siete meses de pandemia de coronavirus, “las tareas del campo se pudieron llevar adelante con el más bajo riesgo posible de contagio”.

¿Cómo tomó el agro las nuevas medidas sobre las retenciones?

-El productor toma decisiones con cautela lógica y esperable. Ha habido una importante liquidación en estos días, a través de las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior, que corresponden más a la industria que a los productores, y esto es natural que ocurra porque la medida recién se empezó a implementar desde el martes pasado y lleva un tiempo comprender el nuevo mecanismo. En función de la oportunidad que tiene el productor de entregar sus granos y convertirlos a bonos dólar linked, entendemos que va a dimensionar la potencia de esta herramienta que el sistema financiero ya dimensionó: hemos tenido, desde el primer día de uso del dólar linked, más de 1.700 millones de dólares que tomaron posición en este instrumento que habilita a hacer depósitos en pesos y que se actualizan de acuerdo a la función del dólar, al cual el mismo productor cambia cuando entrega sus granos.

¿Sigue habiendo productores que temen a una devaluación?

-Lo que uno intenta es darle certidumbre en un escenario que está atravesado por rumores y movimientos que hacen que pueda presumirse una devaluación, y el Gobierno ha sido muy claro en especificar que no va a suceder por los altísimos costos que tiene, no solo sobre la economía de las empresas, sino también sobre la sociedad. Con respecto a la liquidación de granos, a lo que aspiramos es a que el productor progresivamente vaya tomando este instrumento. Sería utópico que el productor de un día para el otro liquide todos sus granos. Esta baja temporal de las retenciones se expresa ya en un incremento en el precio de los granos y a esto se suma la suba en el mercado internacional.

¿Cómo están llevando a cabo el esquema de compensaciones a los pequeños y medianos productores?

-En diciembre se fijaron topes muy por debajo de lo que la oposición enarbolaba como bandera en la campaña. Hubo bajas en girasol al 7%, en algodón y arroz al 5%, para el trigo y el maíz se sostuvo el 12% que reimplantó Mauricio Macri. En la soja, el único incremento que hubo fue para desarrollar una política redistributiva, dado que durante octubre ese 3% de incremento que se le aplicó a la soja está siendo compensado a los productores de menor escala y a los productores extrapampeanos. Mientras menos escala, más se lo compensa hasta un tope de 400 hectáreas.

Boicot

¿Qué le parece el boicot de un grupo de productores bonaerenses a Carlos Heller y el Banco Credicoop?

Es una decisión movida por determinados actores de la política que intentan frenar una ley (NdR: la ley de Aporte Solidario y Extraordinario o “impuesto a las grandes fortunas”) que se ajusta al difícil contexto de emergencia que atraviesa el país, y sin dudas que tiene un sentido político y de ataque a una persona que tiene una conducta intachable de coherencia absoluta y sobre una institución que los productores más que nadie saben del valor que tiene para acompañar a los productores en el desarrollo de sus producciones, particularmente en el sector cooperativo.

¿Cree que el objetivo a largo plazo del Consejo Agroindustrial Argentino, de alcanzar 100 mil millones de dólares anuales de exportación y generar 700 mil empleos, se podrá cumplir?

-Nosotros valoramos la actitud de análisis, aportes e involucramiento en visualizar un plan estratégico que contribuya a transitar la pandemia y aprovechar todas las oportunidades que se nos den cuando ésta finalice. El hecho de que se hayan sumado casi 60 entidades al Consejo es muy alentador porque expresa el conjunto de los actores de la cadena agroindustrial, desde los proveedores de insumos para los productores, los productores, los comercializadores y gran parte de los que agregar valor. Estamos en un escenario en el que la propuesta que han elaborado está por ser debatida a partir del 14 de octubre, para ir viendo qué puntos son compatibles con las medidas que viene aplicando el Estado Nacional, cuáles pueden ser sinérgicas y cuáles pueden ser innovadoras para llegar a un objetivo que es compartido que es incrementar las exportaciones, incrementar las producciones y sobre todo rescatar el concepto de inclusión que ha propuesto el Consejo, lo que me parece central, dado que en Argentina no puede haber un solo argentino con hambre, no puede haber un solo argentino sin trabajo. Que éste sea un objetivo compartido con el Consejo Agroindustrial es realmente alentador.

“Aspiramos a un maíz con récord”

Arrancó la campaña gruesa con excelentes perspectivas para el maíz, incluso se habla de un posible récord. ¿Es así?

-Es a lo que aspiramos, ojalá que el tiempo ayude. Iba a ser récord la campaña de trigo y lamentablemente las condiciones climáticas impidieron una siembra que se estimaba en casi 7 millones de hectáreas, y además está siendo afectada por la seca. En el caso del trigo y la soja, hay mucha expectativa: lo que nos indican los proveedores es que los insumos están prácticamente comprados para que se haga una cosecha muy voluminosa, pero estamos muy condicionados por la evolución de las variables climáticas, particularmente de las lluvias que no aparecen. Y todos estamos deseando que no se cumplan los pronósticos de que se fortalezca “La Niña”, que normalmente cuando esto ocurre en el océano Pacífico, mantiene las condiciones de sequía que está atravesando gran parte del país. (DIB)

Luego de siete meses de pandemia, ¿qué balance se puede hacer de cómo afectó al campo?

-El compromiso de los trabajadores y los productores hizo que en la mayor parte de las actividades se hayan definido protocolos y lineamientos para poder llevar adelante las tareas con el más bajo riesgo posible de contagio. Y esto permitió que la producción en el terreno prácticamente no haya tenido inconvenientes. Hoy no hay restricciones al movimiento de bienes pero el principal vector que es el ser humano sí tiene condiciones variables entre provincias y provincias y con un gran esfuerzo se ha logrado destrabar a la mayor parte de estos conflictos aunque todavía quedan algunos por resolver. El gran desafío viene ahora con el traslado de operarios, hasta ahora el problema central era el traslado de productores que tienen establecimientos en provincias distintas a la de su propia residencia. Con la primavera empiezan labores culturales que demandan traslado de personal de cuadrilla, de equipos y esto estamos trabajándolo para que se haga de la forma más ordenada posible. (DIB)

Comentarios

Deja un comentario