Iván Bassi Bengochea desde Mar del Plata; «Integro un Proyecto de Extensión y la Murga Confusa Algarabía»

Y volvemos a Mar del Plata, ciudad elegida por muchos ayacuchenses que se han ido a estudiar, por razones laborales, de familia, o cualquier otro motivo, eligieron u optar por ella. Hijo de queridos amigos que nos dieron los medios y colaboran incansablemente con la comunidad y quién lo necesite, en forma personal y del Club de Leones. Joven, talentoso, pujante, ocurrente, independiente y estudioso, que gusto tenemos en el diario digital www.ayacuchoaldia.com.ar de charlar virtualmente con Iván Bassi Bengochea.

A. al D; Hola buen día, gracias por atendernos, y comencemos por recordar cuanto hace que te fuiste de Ayacucho y como se compone tu familia…

I. B. B; “¿Cómo están? En principio gracias por este contacto a la distancia. Hace 7 años ya que no vivo en Ayacucho, aunque no creo poder decir realmente que “me fui”. La familia, las amistades, los afectos en general siempre son una invitación a volver varias veces por año”.

A. al D; ¿Queres contarnos quienes son tus padres, para que la gente te relacione?

I. B. B; “Soy hijo de Mario Bassi y Marta Bengochea. Mi papá, locutor de Radio Ayacucho desde el año 88, año en que empezó la radio y año en que nací, también es almacenero (hijo de toda una tradición). Mi mamá una apasionada docente-preceptora jubilada ahora (y animándose a la locución también). Integrantes ambos del Club de Leones. Así que si alguien escuchó el programa “Evocando Recuerdos” o compro en “Clau-Mar” o pasó por la Escuela Agraria o compró la rifa Disque y Gane, o fue a una peña “A todo campo” ¡seguramente les conocen!”.

A. al D; ¿Dónde vivís y a qué se dedican actualmente?

I. B. B;“Estoy viviendo en Mar del Plata desde el año 2013 cuando me vine a estudiar Terapia Ocupacional. Estoy en el último tramo de la carrera así que mi dedicación está puesta en eso. Dentro de la Universidad integro un Proyecto de Extensión desde el año 2015 que propone semanalmente una “Juegoteca” en los barrios de la periferia-oeste de Mar del Plata. Este año iniciando también una experiencia de Investigación y Docencia en la UNMdP, así que lo académico me ocupa bastante.

Está presente lo artístico también, que compensa y complementa mucho lo académico. Este año, casi la totalidad de los murguistas y técnicos que estábamos en otro proyecto nos juntamos para formar la Murga Confusa Algarabía que ya arrancó a preparar su 1er espectáculo y esperamos avanzar cuando pase la cuarentena y nos encontremos nuevamente. Las comisiones de letra siguen trabajando así que estamos con mucha expectativa para esta nueva propuesta. Quizá lo mostremos en Ayacucho ¿no? ¿Gestiones?”.

A. al D; ¿Cómo es la realidad hoy en la ciudad dónde están?

I. B. B;“En Mar del plata se está administrando bastante bien la cuarentena. Recuerdo que cuando recién inició era una de las ciudades que estaban en la mira porque, por ser uno de los puntos turísticos más convocantes de la Argentina, la gente “podría venir”. ¿Se acuerdan lo que pasó con Monte Hermoso? Eso finalmente no ocurrió acá pero entiendo que en algún momento los controles se intensificaron en las entradas a la ciudad.

Hace unas semanas el Gobierno local llevó adelante una “Prueba piloto” donde abrieron los locales de las zonas comerciales: calle San Juan, calle Güemes. Las hicieron peatonales para que la gente circulara con más espacio y las fotos que aparecieron eran impactantes realmente. De repente mucha gente se volcó a la calle, con y sin barbijo. Por primera vez desde que inició la cuarentena se vieron niños en la calle, y eso me parece importante remarcarlo porque siento por momentos que son los más invisibilizados de todo este asunto, los únicos que no tienen posibilidad de excepción desde que todo inició.

Como te decía, si bien las fotos eran impactantes (aclaro que no salimos ese fin de semana), los locales con puerta a la calle siguieron un protocolo de atención y el gobierno evaluó como positiva esa prueba piloto”.

A. al D;¿Hay una dieta especial, o cuidados en las comidas?

I. B. B;“Con Coqui, mi compañera, nos hemos volcado mucho a la comida casera. Valoramos mucho lo casero y no solemos usar servicio de delivery. Es un tiempo de experimentación en la cocina, de aprender nuevas recetas, ¡hasta nuevas habilidades te diría! Aprendí a hacer panqueques. Y debo confesar que hubo un tiempo de cuarentena -no sé si lo vieron- donde todo el mundo cocinaba medialunas dulces, ¿lo vieron? Ahí me dieron ganas de aprender a hacerlas pero miré un par de recetas y desistí”.

A. al D; ¿Qué cantidad de casos positivos y personas fallecidas se manejan?

I. B. B;“No he visto partes diarios municipales sobre los casos, como ocurre por ejemplo allá en Ayacucho donde se presenta claramente la cantidad, seguimiento y situación de cada uno. A lo mejor se hagan pero sinceramente no los he visto.

El número que manejan los portales digitales acá dicen que Mar del plata tiene actualmente 13 “casos activos” y 5 “sospechosos” en estudio. En total desde el inicio de la epidemia se registraron 36 casos positivos en la ciudad, muchos de ellos dados de alta ya y dos personas fallecidas”.

A. al D; ¿Cómo es un día de ustedes hoy? ¿Cómo se entretienen?

I. B. B;“Cómo te decía, en términos generales muy volcado a lo académico que se sostiene desde lo virtual, y a las lecturas para la tesis. Coqui trabaja en la gestión de la UNMdP y es docente de la Facultad de Ciencias Económicas así que también, en reuniones diarias y dictando clases, todo desde lo virtual.

Para entretenernos miramos series, ahora estamos con MADMEN, una historia que ocurre al interior de una agencia publicitaria en la década del 60. Nos gustan las series ambientadas y caracterizadas en otra época. Otra opción son los juegos de mesa. Armamos “torneos” de conga (chinchón le dice ella), diez mil (con los dados) o al UNO, pero este último muy poco. En general resulta muy parejo. La suerte va cambiando de bando.

También tenemos un proyecto que nos “entretiene” bastante. Esto de quedarse adentro y disfrutar la casa hizo que empecemos a plantar semillas de aromáticas (para cocinar, viste que te decía que no volcamos a lo casero), y desde hace unos meses empezamos a COMPOSTAR. Lo recomiendo mucho. Los restos de vegetales, yerba, cáscaras, hojas, nada de eso es “basura”.

Con el compost lo que haces es volcar todo eso “orgánico” a un contenedor, puede ser un balde, nosotros tenemos por ejemplo cajones de verdura acondicionados; le sumas “lo seco”, hojas secas, cartón, etc., y junto con el aire y los microorganismos propios de lo orgánico, en un par de meses todo eso termina formando tierra. Que se vuelve a usar para las plantas. Es un círculo realmente. Y lo estamos haciendo en un departamento eh! Al principio teníamos dudas porque pensábamos en que iba a generar olor o moscas pero nada de eso sucede si el compost esta equilibrado entre “lo orgánico” y “lo seco”.

No creerías lo que se reduce la basura que producís. Y si a eso le sumas Eco ladrillos y una separación de origen en bolsa negra y verde…coronas”.

A. al D; ¿Qué protocolo o prevenciones se han tomado?

I. B. B;“A nivel de ciudad las mismas que proponen los Ministerios de Nación. Aislamiento social, distanciamiento en caso de tener que salir a la calle. Uso de barbijo obligatorio, lavado de manos, etc.

Acá en la casa, si bien estamos muchos días adentro sin salir y no hay circulación de polvo digamos, intentamos mantenerla limpia. Limpiar las superficies con lavandina una vez por semana o cada 15 días. Si es el lugar que habitamos 24 horas, es importante mantenerlo en condiciones ¿no?”

A. al D; ¿Cómo se dictan las clases? ¿Cómo se garantiza la continuidad pedagógica en las escuelas?

I. B. B;“El universo de la educación se ha volcado a lo virtual, con las ventajas y desventajas (o brechas) que eso acarrea ¿no? Allá por ejemplo, mi amiga Luciana Fraydearena (Lu) me invitó a ponerle voz a la presentación de “Escuelas del Aire” que es una propuesta radial educativa muy interesante y aprovecho para felicitar a cada una de las personas que la lleva adelante.

La continuidad pedagógica en la Universidad se mantiene con clases virtuales. Son muchas más acciones las que ha implementado la UNMdP para sostener esta continuidad, desde relevamientos técnicos, hasta becas de conectividad. Obvio que se complejiza porque nada garantiza a priori que la conectividad no falle. Esta semana se empezaron a tomar finales en la Facultad de Ciencias de la Salud y Trabajo Social vía virtual, pero no sé todavía cómo ha resultado esa experiencia”.

A. al D; ¿Qué negocios están abiertos? ¿En qué horario pueden salir ustedes?

I. B. B;“Hasta el momento los negocios que estaban abiertos eran aquellos que proveían productos de primera necesidad. Almacenes, Supermercados, negocios de artículos de limpieza, lavanderías, panaderías, ferreterías, farmacias. Los locales de comida, que son muchos en Mar del plata, se están manejando exclusivamente por delivery.

Entiendo que después de la “Prueba piloto” y del último anuncio del presidente de una nueva extensión de cuarentena, el intendente decretó provisoriamente la apertura de comercios minoristas en días y horarios restringidos con vistas en la situación epidemiológica del partido”.

A. al D; ¿Cuáles son las líneas e indicaciones de cuidado que se mantienen?

Como te decía, la cuarentena en Mar del Plata está bastante bien administrada. Claro que General Pueyrredón no es sólo Mar del plata. Tenemos que pensar también en la localidad de Batán, Chapadmalal, El Boquerón, Sierra de los padres, Paraje San Francisco, Los Ortiz y muchos otros que también integran en Municipio. En cada uno de estos lugares se mantienen las indicaciones de aislamiento, distanciamiento y uso de barbijo”.

A. al D; Hay gente que cree que la cuarentena ya fue suficiente ¿Qué te parece a vos y tu entorno?

I. B. B;“Es una pregunta que remite a una cuestión compleja. Recuerdo que al principio de la “cuarentena” muchos periodistas, diccionario bajo el brazo, decían “no es cuarentena porque no son cuarenta días, son quince…”. Ahora estamos por encima de los 60 días y contando.

Los epidemiólogos usan lo que parecen metáforas geográficas ¿viste? La curva, el pico, el aplanamiento, la meseta. En el mismo sentido digo, es más que claro que a mucha gente -y me incluyo- esta cuarentena se les hace por momentos “cuesta arriba”. Y creo que mucho de eso se juega en la incertidumbre, en el horizonte que se corre siempre más, y se va extendiendo, y son 15 días, pero también son 30, y además son 50, y encima son 60. Leía en redes a una psicóloga que decía que “obedecer cansa”.

La intención es más que clara. El #Quedateencasa es una práctica de cuidado de la salud. Pero -hay que decirlo- salud no es sólo no enfermarse. Salud no es sólo un test negativo, aunque hoy es prioridad porque es un virus que nos mata.

Salud es también salud mental, son los vínculos, los afectos, es una forma no persecutoria ni policial de vincularte con el otro, como dice alarmado Darío Z que es lo que está emergiendo.

Salud son los espacios de juego y encuentro para las infancias. Son momentos de silencio para les padres/madres agobiados. Salud también es la participación en ocupaciones significativas, que pueden estar imposibilitadas de llevarse adelante en este panorama.

Salud es que te quedes en casa pero que tengas agua potable. Es complejo.

Hoy mantener la vida es prioridad, y en eso el impacto positivo que ha tenido el aislamiento es claro. Pero estoy seguro de que hay dimensiones, impactos subjetivos de todo esto que se nos escapan, a los que tenemos que estar más que atentos.

En principio, una propuesta es dejar de pensar en “La cuarentena” en singular, como algo homogéneo que “pega” igual a cada persona, económicamente, emocionalmente, etc. Si habilitamos esa apertura desde el discurso a lo mejor se refleje en prácticas que incorporen la mirada y escucha del otro para ayudar a seguir pensando y actuando en esta complejidad”.

A. al D; ¿Cómo actúa la gente, pensas que se tiene dimensión de lo que vivimos?

I. B. B;“Considero que en general la gente dimensiona muy bien lo que ocurre. Acá salvo ese fin de semana de la “prueba piloto” que la gente se volcó a la calle, o el día de Abril que abrieron los bancos sin previa ponderación de las consecuencias, el aislamiento está siendo muy respetado.

A. al D; ¿Qué se extraña a la distancia, asados, reuniones, comidas, familia?

I. B. B;“Muchas cosas. La familia, los juegos con mi ahijada, los mates y charlas con amigos y amigas, las guitarreadas, los paseos en bici con amigos en verano de madrugada, el silencio de la calle, aunque ahora en cuarentena Mar del plata está bastante silenciosa”.

A. al D; ¿Pueden venir cada tanto o como se relacionan con sus familias

I. B. B;La familia de Coqui vive acá en Mar del Plata así que previo a la cuarentena solíamos juntarnos bastante seguido a comer algún sábado o domingo al mediodía.

En general es mi familia la que viaja. Un poco por visitarme y bastante para pasear y disfrutar jajaja. Pero al fin y al cabo nos vemos bastante seguido, compartíamos alguna comida y lo pasamos muy bien”.

A. al D; ¿Mantenes contacto con tus amigos de siempre, con ayacuchenses?

I. B. B;“¡Con ayacuchenses amigos de la música, del barrio, de la escuela y hasta del jardín! Esas amistades son algo que parecen crecer con el tiempo. Imagino que a medida que el mundo parece volverse más fugaz, más volátil, esas amistades aparecen como algo muy preciado e increíble. Abrazo a cada une: Tomy, Mati, Lu, Darío, Emi, Cola, Ro, Migue, Calon”.

A. al D; ¿Qué recuerdos o afectos guardas de nuestra ciudad?

I. B. B;“Volviendo a la primera pregunta, no creo poder decir realmente que “me fui”, así que todo está muy presente para mí: la casa donde crecí, el patio de mi infancia, las vueltas en el carrusel, las amistades, las tardes en el Club Independiente, y las vueltas en cada una de las calles de la ciudad en las que me he sabido sorprender”.

 

Comentarios

Deja un comentario