10 alimentos que no deberías servirle nunca a tu gato

Tener un gato en casa es una de las mejores compañías; sin embargo, debemos estar atentos a varios factores para que nuestro compañero se mantenga siempre saludable. Lo más importante para un correcto cuidado de los felinos, es conocer qué productos son buenos para su organismo y cuáles pueden traerles problemas digestivos. Si no somos lo suficientemente precavidos, nuestra mascota puede llegar a presentar vómitos, diarrea, indigestiones o enfermedades más graves. Por este motivo, presentamos a continuación un listado con 10 alimentos que nunca deberíamos servirle a nuestro gato:

1 – Productos lácteos

Los lácteos son uno de los principales productos que debemos evitar en la dieta de todo felino: a diferencia de lo que muchos creen, los gatos se vuelven intolerantes a la lactosa luego de que termina su período de lactancia.

2 – Pescado crudo:

A pesar de lo que se cree en la cultura popular, darle pescado crudo a nuestro gato puede ser nocivo para él, ya que en la mayoría de los casos contiene bacterias que provocan intoxicación alimentaria. Si se nos acabó el alimento balanceado, en vez de recurrir a otro tipo de alimentos, es más práctico pedir delivery en los pets shop más cercanos.

3- Alimentos salados

Otro de los alimentos que debemos evitar son aquellos que contengan mucha sal como los embutidos o alimentos enlatados. Si son ingeridos en exceso puede provocar problemas en el animal a la hora de eliminar toxinas e incluso pueden generarle hipertensión.

4- Chocolate

Al igual que en los perros, el chocolate es uno de los grandes prohibidos en la alimentación de nuestro gato. Esta es una de las sustancias más tóxicas para su organismo y es capaz de provocarle vómitos, diarrea e incluso enfermedades más graves.

5- Dulces

Servirle dulces a nuestro gato es otro de los errores que debemos evitar. Si lo hacemos, puede traer graves consecuencias en la salud del animal que en muchos casos se traducen en problemas de insuficiencia hepática.

6- Palta

La palta, pese a ser una de las frutas más saludables para nosotros, es una de las más nocivas para la alimentación de nuestro gato. El alto contenido graso de este tipo de alimentos evita que el animal pueda digerirlos correctamente y le producen problemas intestinales.

7- Limón y vinagre

Dos de los ingredientes que no deberíamos darle a nuestro gato nunca, son el limón y el vinagre. Estos pueden provocarle dolores estomacales, vómitos y problemas digestivos.

8- Frutos secos

Los frutos secos son otro de los alimentos que debemos evitar en la alimentación de nuestra mascota. Además de ser productos que también poseen un alto contenido graso, el estómago de los gatos no está preparado para asimilarlos y pueden llegar a provocar desde fallas en los riñones hasta diarrea.

9- Uvas

Otra fruta muy dañina para la alimentación de nuestro gato son las uvas; incluso una pequeña cantidad de estas frutas puede afectarle negativamente y provocar fallos renales.

10- Cebolla, puerro

Para finalizar, el consumo frecuente de cebolla y puerro puede generar una elevada toxicidad en los felinos. Es importante evitar este tipo de alimentos si queremos que nuestra mascota no padezca patologías como la anemia.

1 Commentario

Deja un comentario