Sofía Badie desde Mar del Plata; «Ayacucho es mi lugar, el lugar que me forjó en valores»

Este viaje imaginario de cada día nos trajo sorpresas, alegrías y sin sabores, que aunque parezca mentira los hubo. La idea fue encontrar un pretexto para que nuestros lectores siguieran enganchados al sitio, pero a su vez que encontraran a sus afectos, familia y amigos diseminados por el mundo. Hoy es el turno de una querida convecina, hija de un tradicional matrimonio que mantiene lazos fuertísimos con nuestra ciudad e innumerables amistades y seres queridos.
Comenzamos nuestro encuentro virtual con Sofía, hablando de su partida y su familia; «Me fui de la ciudad hace 34 años, cuando decidí venir a Mar del Plata a estudiar. En la actualidad vivo sola, pero tengo cerca a mi hermana y su familia cuyas hijas son como si fueran mis hijas también. Mi mamá es Marta Teruggi y mi papá Jorge Badie. Tengo dos hermanos más Andrés y Verónica. Papá falleció cuando nosotros éramos chicos. Estudié Psicopedagogía y mi área de trabajo es la Educación».
Con respecto a la situación actual, manifiesta; «Mar del Plata tiene un alto índice de contagios. Por esta razón debemos cuidarnos mucho. Evitamos las reuniones sociales y todos aquellos comportamientos que impliquen un riesgo. Aquí las personas, en su gran mayoría utilizamos barbijo, se respeta la distancia social y los protocolos son estrictos en todos los negocios. Un alto índice de personas hemos elegido la bicicleta como medio de transporte, es significativo ver el aumento del flujo de ciclistas».
En relación a la prevención, sostiene; «Los cuidados son importantes, los mas efectivos, lavarse las manos, utilizar alcohol, lavar la fruta verdura, etc la higiene es clave . Los casos relevados en esta ciudad cuyo números de habitantes asciende a los 650 mil son los siguientes Confirmados 13.823 Activos 3387 Recuperados 9971 Fallecidos 465».
Sofia Badie indica sobre cada jornada; «El día se vive diferente dado que no podemos ver a los seres queridos, no concurrimos a nuestros lugares de trabajo o a los ámbitos de esparcimiento. Al permanecer en nuestros hogares favoreció el desarrollo de actividades que antes no hacíamos. Con respecto a la escolaridad me duele pensar en aquellos niños más desprotegidos. dado que la Escuela es aprendizaje pero también una gran espacio de contención».
Con respecto a los comercios y su funcionamiento, afirma; «En cuanto a los negocios por decisión de los comerciantes están abiertos en su gran mayoría pero los protocolos que se implementan no favorecen el desarrollo de las ventas. No hay restricción de horarios para salir de los hogares. Este fenómeno me atravesó como a todos o a su gran mayoría con sensaciones de gran incertidumbre. En mi caso no de miedo pero si de respeto. La cuarentena tan extensa provoca un gran desgaste y en algunos casos las personas desafían intentando vivir como antes».
Sobre su postura personal ante lo que vivimos, sostiene; «A mi me parece que todo es incierto y ante ello, las decisiones a tomar son muy difíciles para aquellos que tienen el poder de conducir. Extraño ir a mi pueblo, y a mi casa. A mamá y mi familia los vi una sola vez desde febrero.. Nuestra forma de comunicarnos es por videollamadas».
Vamos culminado este encuentro cálido y ameno, y sobre la ciudad y sus recuerdos dice; «Tengo muchos amigos en Ayacucho, otros viven acá en Mar del Plata y algunos amigos en Tandil, Junín, Buenos Aires pero nuestro punto de encuentro es ahí. Ayacucho es mi lugar, el lugar que me forjó en valores. Detalles que te determinan como el saludo de cada persona en la calle, hábitos de pueblo que nos hacen diferentes. Aún y después de tantos años mantengo palabras MUY NUESTRAS, un tono al hablar que hace que muchos me pregunten De que pueblo sos?. Y es ahí donde me veo camino a la Escuela cruzando la plaza, a través de las glorietas, sintiendo olor a rosas».

2 Comments

Deja un comentario