Simón Jatip en La Plata – Un artista «distinto» que transciende de Ayacucho al mundo

Realizada 12-5-2020. No paramos de sorprendernos y de seguir al mismo tiempo con una tarea muy gratificante, placentera y que nos permite llegar a cada familia, cada casa, seguir descubriendo vecinos y ex-vecinos que siguen muy ligados a Ayacucho, a su cultura, a sus raíces, a sus profesionales o afectos. En esta oportunidad hablamos con alguien muy especial, puro talento, gran profesional, pujante profesor y una mano privilegiada para hacer maravillosos murales. Un placer para el diario digital www.ayacuchoaldia.com.ar poder tener esta charla con Simón Jatip.

A. al D; Hola buen día, gracias por atendernos, y comencemos por recordar cuanto hace que te fuiste de Ayacucho y como se compone tu familia…

S. J:”Buenas noches, gracias a ustedes. Me vine a La Plata en 2008 y nunca me fui, igualmente paso mucho tiempo en Ayacucho ya que trabajo allá. Acá en La Plata vivo solo”.

A. al D; ¿Queres contarnos quienes son tus padres, para que la gente te relacione?

S. J:”Si, mi papá es Oscar “Pilo” Jatip, mi mamá Marisa Constantin y mi hermano Lázaro”.

A. al D; ¿Dónde vivís y a qué te dedicas actualmente?

S. J:”Estoy viviendo en el barrio San Carlos de la ciudad de La Plata y me dedico al muralismo, la ilustración digital, la producción de obras y trabajos de pintura en general. Y en Ayacucho soy profesor de dibujo, pintura y muralismo en la EMEAI”.

A. al D; ¿Cómo es la realidad hoy en la ciudad dónde estás?

S. J:”Hay mucha diferencia entre lo que pasa en el centro de La Plata y lo que pasa en los barrios, supongo que es algo general a todas las ciudades grandes. En el centro se respeta mucho más, quizás porque hay más controles, igualmente creo que ya pasamos la etapa de pánico y la gente está mucho más relajada. La actividad comercial está bastante frenada y muchos trabajan con delivery. El más complicado es el sector de trabajadores independientes y las clases más bajas. La actividad artística está totalmente paralizada y los espacios culturales están cerrados y en una situación complicada”.

A. al D; ¿Hay una dieta especial, o cuidados en las comidas?

S. J:”No, nada”.

A. al D; ¿Qué cantidad de casos positivos y personas fallecidas se manejan?

S. J:”No estoy al tanto, pero creo que no supera los 50 contagios”.

A. al D; ¿Cómo es un día de ustedes hoy? ¿Cómo se entretienen?

S. J:”Tengo la suerte de estar viviendo en un espacio enorme y en un barrio que no tiene tanta densidad de gente en movimiento, así que el día a día no se hace tan complicado. Paso mucho tiempo armando clases para mantener la continuidad en la escuela, también estoy cursando las ultimas materias de la carrera y en los tiempos libres produzco obra, dibujos, ilustraciones, trabajos de diseño, miro series, películas y juegos”.

A. al D; ¿Qué protocolo o prevenciones se han tomado?

S. J:”Yo particularmente trato de no tomar micros, usar barbijo, mantener la higiene y salir lo menos posible.

A. al D; ¿Cómo se hizo con las clases? ¿Cómo se garantiza la continuidad pedagógica en las escuelas?

S. J:”No sé cómo se están manejando los jardines y las escuelas, pero la Universidad está funcionando solo con clases y exámenes virtuales”.

A. al D; ¿Qué negocios están abiertos? ¿En qué horario pueden salir ustedes?

S. J:”En San Carlos la mayoría de los comercios abren cumpliendo los requisitos y generalmente no superan las 20 hs. Solo algunos almacenes o quioscos están abiertos hasta la madrugada. En el centro creo que son más estrictos con el límite de las 20 hs y con las categorías que si pueden abrir y las que no. En cuanto al horario de salida no hay ninguna restricción”.

A. al D; ¿Cuáles son las líneas e indicaciones de cuidado?

S. J:”Las mismas que en Ayacucho. Lo que más se exige es el barbijo obligatorio y la distancia entre personas. Solo controlan y piden permiso a los vehículos que circulan en el centro”.

A. al D; ¿Cómo actúa la gente, pensas que tomó conciencia de lo que vivimos?

S. J:”Si, creo que en general sí. Día a día se nota más cantidad de movimiento de vehículos, pero no tanto de gente. Ojalá esto ayude a replantear las formas de vida y repensar lo económico, lo social y lo colectivo desde una nueva perspectiva”.

A. al D; ¿Qué se extraña a la distancia, asados, reuniones, comidas, familia?

S. J:”Si, todo en realidad. Cumplí 30 hace tres días y se notó un poco más la distancia, pero bueno, también tengo una realidad paralela en La Plata que hace que no se extrañe tanto”.

A. al D; ¿Pueden venir cada tanto o como se relacionan con sus familias?

S. J:”Vuelvo todos los findes de semana a dar clases a la EMEAI así que mantengo muchísimo contacto. Igualmente, ahora hace alrededor de tres o cuatro meses que no voy”.

A. al D; ¿Qué recuerdos o afectos guardas de nuestra ciudad?

S. J:”En Ayacucho tengo la mayor parte de mi familia, mis amigos/as, mi perra y muchísimos vínculos. Tiene de todo, en cuanto a lo laboral me dio las primeras herramientas y el primer apoyo. De mi familia obvio, pero también de la ciudad en general. Ayacucho tuvo un desarrollo cultural enorme en los últimos años, la cultura autogestiva independiente y la cultura de gestión municipal nos permitieron desarrollar el arte urbano que en aquel momento era algo medianamente nuevo. La ciudad en general lo aceptó y se lo apropió. Siempre voy a agradecer el acompañamiento y la oportunidad que nos dieron ya que fue un punto de partida, al menos para mí. Así que guardo esos recuerdos de la infancia de los 90, del 2000 pero también tengo muy presente todo lo sucedido últimamente”.

Contanos también como ha sido este crecimiento personal de los murales, y de haberte hecho un nombre por ello, o lo que creas que es lindo para compartir.

S. J:”Bien, por suerte los últimos años han sido de muchos viajes y trabajos. Tuve la suerte de participar en encuentros internacionales en Perú, Bolivia y encuentros nacionales en diferentes puntos del país. El último viaje que hice fue a fines de febrero a Santa María en Catamarca, a participar del encuentro internacional de muralismo calchaquí, justo antes de la cuarentena. Y acá en La Plata, igual que en Ayacucho, vengo desarrollando la actividad desde 2013 con trabajos de gestión pública y privada. En estos momentos estoy produciendo obras de pequeños formatos ya que la actividad comercial y cultural, con la que más trabajo, esta frenada.

Siguiendo esto, me gustaría compartir la dificultad de los sectores y los/as trabajadores independientes de la cultura local para sortear la cuarentena. Creo que este es el momento donde Ayacucho más debería apoyar a los/as artistas locales y los espacios culturales. Sabemos la importantísima función social que tienen los artistas, los espacios y la cultura a nivel local, no solo en este contexto de encierro sino durante todo el año. Y más aún a esos espacios culturales que apostaron a abrir y desarrollar algo nuevo en la ciudad. Apoyen comprando sus obras, compartiendo, difundiendo, participando, colaborando y obviamente, necesario y urgente, el acompañamiento municipal y estatal”.

Comentarios

Deja un comentario