Juan José Ilarregui desde Suecia; «Tuve una infancia y adolescencia muy feliz allá y eso se lo debo a mi familia y amigos»

Hoy nuestro viaje virtual se va muy lejos…Lejísimo, a Suecia. Allí encontramos a un joven ayacuchense que lucha y crece personalmente para consolidar un futuro muy promisorio. Hijo de una muy querida familia, tradicional de Ayacucho. En el diario digital www.ayacuchoaldia.com.ar es un gusto dialogar con el consultor Juan José Ilarregui.

A. al D; Hola buen día, gracias por atendernos, y comencemos por recordar cuanto hace que te fuiste de Ayacucho y como se compone tu familia…

– Hola Pablo, buen día. Faltaba más, gracias por contactarme. De Ayacucho me fui a Buenos Aires cuando terminé la secundaria en el año 2000, volvía bastante seguido como muchos cuando se van a estudiar. En el año 2003 me fui a España y en el 2008 me mudé a Suecia junto con mi mujer, Christina, que es sueca. Después de unos años nacieron nuestros hijos, Joaquín en el 2015 y Mathias en el 2017.  Mis padres viven en Ayacucho, también mi hermano Sebastián con Pamela, su mujer. Y mi otro hermano, Juan Martín y su mujer Fernanda viven en Ámsterdam junto con sus tres hijos.

A. al D; ¿Cuéntennos quienes son tus padres, para que la gente te relacione?

– Mis padres son Carlos Mario Ilarregui y María Silvia Depiaggio.

A. al D; ¿Dónde vivís y a qué se dedican actualmente?

-Vivimos en Sundbyberg, un municipio de Estocolmo a unos 15 minutos del centro. Yo soy técnico superior en redes informáticas y trabajo como consultor para diferentes empresas de telecomunicaciones. Mi mujer trabaja como coordinadora de negocios en una empresa que desarrolla técnicas ambientales para el manejo de residuos.

A. al D; ¿Cómo es la realidad hoy en la ciudad dónde están?

La realidad es la misma de siempre, nunca estuvimos en cuarentena obligatoria. No hay fases como en Argentina. Hay algunas restricciones, por ejemplo, no está permitido el encuentro con más de 50 personas, recitales, eventos deportivos con público. Los museos, bares y restaurantes están abiertos pero siempre respetando el distanciamiento social. El gobierno y la agencia de salud recomiendan qué hacer y qué no y está en cada uno respetarlo. En mi caso, puedo trabajar desde casa aunque también puedo ir a la oficina si es que lo necesito, Christina generalmente va a la Empresa y mis hijos van al jardín. Así que llevamos una vida “normal”.

A. al D; ¿Hay una dieta especial, o cuidados en las comidas?

No, ninguna.

A. al D; ¿Qué cantidad de casos positivos y personas fallecidas se manejan?

El número de muertos es alto, el mayor problema fue que hubo una gran cantidad de contagios en los geriátricos y causó muchas muertes en mayores de 80. En la ciudad de Estocolmo y provincia hasta el día de hoy hubo 24176 casos positivos, de los cuales 58 están internados y 14 de ellos en terapia intensiva y 2392 muerto. En todo el país hubo 84300 casos confirmados y 5783 muertos.

A. al D; ¿Cómo es un día de ustedes hoy? ¿Cómo se entretienen?

Como te lo explicaba antes, nuestros hijos van al jardín, nosotros podemos trabajar desde casa o en la empresa.  Los fines de semana hacemos actividades con ellos, salidas recreativas y deportes.

A. al D; ¿Qué protocolo o prevenciones se han tomado?

Sólo si es necesario viajar en transporte público. Trabajar más desde casa. No reunirse con amigos o familiares de alto riesgo. En Estocolmo, al ser un alto foco de contagio, las autoridades pidieron en los primeros meses de la Pandemia, que no se viaje a otras provincias. Esto fue respetado. Ya desde hace dos meses se puede viajar por todo el país. La familia de mi mujer vive a unos 300 km al norte de Estocolmo, no la veíamos desde febrero y pudimos pasar una semana con ellos hace unos días.

A. al D; ¿Cómo se dictan las clases? ¿Cómo se garantiza la continuidad pedagógica en las escuelas?

Jardines, preescolares, primaria y secundaria siguieron abiertos. La preparatoria y universidades son a distancia.

A. al D; ¿Qué negocios están abiertos? ¿En qué horario pueden salir ustedes?

Todos los negocios están abiertos. Al comienzo de la pandemia, cuando en Estocolmo explotó el brote, algunos negocios abrían más tarde y cerraban más temprano pero ahora se normalizó, en general. Nunca tuvimos un horario para salir. Cada uno, con los cuidados necesarios, organizó sus actividades cotidianas.

A. al D; ¿Cuáles son las líneas e indicaciones de cuidado que se mantienen?

Tratar de usar lo menos posible el transporte público, mantener la distancia social, higienizarse las manos con frecuencia, el uso de barbijo es optativo. A Las personas de más de 70 años les recomiendan quedarse en casa, pueden tener contacto social al aire libre.

A. al D; Hay gente que cree que la cuarentena ya fue suficiente ¿Qué te parece a ustedes y su entorno?

En Suecia nunca estuvimos en cuarentena. Es difícil decir qué está bien y qué no.  Es algo nuevo, creo que hay que convivir con esto. Cada uno debería ser responsable de sus actos. Encerrarse y esperar que aparezca una vacuna que no sabemos cuándo puede ser, mañana, en un mes o en un año? Quién sabe! Lo único positivo que le veo a una cuarentena es que el sistema de salud no colapse, que se mejoren las instalaciones sanitarias y se capacite al personal de salud. Suecia pudo evitar un colapso en su sistema de salud. La economía se mantuvo activa, con sectores afectados y apoyo gubernamental.

A. al D; ¿Cómo actúa la gente, pensas que se tiene dimensión de lo que vivimos?

La gente al principio estuvo muy responsable, todas las recomendaciones se cumplieron en un gran porcentaje. Ahora en verano digamos que estamos un poco más relajados, pero tratamos de seguir igual.

A. al D; ¿Qué se extraña a la distancia, asados, reuniones, comidas, familia?

Y todo eso. Los amigos, asados, festejos con la familia.

A. al D; ¿Pueden venir cada tanto o como se relacionan con sus familias

Hemos ido varias veces. Ya pasaron algunos años desde la última vez, estuvimos en Ayacucho para las Fiestas del 2016 y nos quedamos hasta mediados de Enero de 2017. Teníamos planeado ir para fin de este año pero ahora con todo este tema habrá que esperar y ver qué pasa. Mis padres tratan de venir al menos una vez al año. Tengo más cerca de mi hermano Juan Martín y su familia en Ámsterdam, así que de vez en cuando nos hacemos una escapada o ellos vienen para acá. Nos comunicamos mucho por Skype y Whatsapp.

A. al D; ¿Mantienen contacto con sus amigos de siempre, con ayacuchenses?

Sí, claro. Con algunos más y con otros no tanto. Tengo un buen grupo de amigos desde chico. Y aunque ya llevo varios años viviendo afuera cada vez que los veo o charlamos parece que el tiempo no ha pasado.

A. al D; ¿Qué recuerdos o afectos guardan de nuestra ciudad?

Tengo muchos recuerdos, siempre ligados a los amigos y la familia. Ir en bici al Club Atlético y pasar las tardes ahí. La pileta del tiro en verano o en la casa de algún amigo. El fútbol, los torneos de verano. Podría nombrarte muchas cosas más pero no quiero aburrirlos. Sólo decir que tuve una infancia y adolescencia muy feliz en Ayacucho y eso se lo debo a mi familia y amigos.

Comentarios

Deja un comentario