El salario mínimo subirá un 20% y llegará a $69.500 en marzo

La suba se pagará en cuatro tramos y representa un 110% interanual; solo fue rechazada por la CTA Autónoma; Fernández y Massa recibieron a Olmos tras el acuerdo

El Gobierno acordó con sindicatos y cámaras empresarias un aumento del 20% del salario mínimo, dividido en cuatro tramos. La ministra de Trabajo, Raquel «Kelly» Olmos, presidió la reunión virtual del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil donde se definió que la suba sea del 7% en diciembre, 6% en enero de 2023, 4% en febrero y 3% en marzo.

El acuerdo fue por 31 votos contra 1. La única disidencia provino de la línea Autónoma de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), que responde al estatal Hugo «Cachorro» Godoy, quien había reclamado un 47% de aumento.

El incremento tendrá impacto en las jubilaciones y pensiones mínimas, así como en programas sociales como la Asignación Universal por Hijo y el Potenciar Trabajo, que están atados al salario mínimo.

Tras la reunión, tanto Olmos como varios de los asistentes se trasladaron al salón «Mujeres» de la Casa Rosada, donde realizaron la firma de acuerdo junto al presidente Alberto Fernández, el ministro de Economía, Sergio Massa, y el jefe de Gabinete, Juan Manzur.
En la comitiva que llegó a Balcarce 50 se encontraba Héctor Daer (Sanidad), uno de los líderes de la CGT, y el diputado del Frente de Todos y titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky.

Tras la firma, Olmos destacó: «Si tomamos el período del 1° de abril de 2022 al 31 de marzo de 2023, vamos a tener in incremento del 110,5% en el salario mínimo, vital y móvil».

«Reconocemos que la alta inflación va en contra de los salarios y por eso es tan importante que los trabajadores organizados y los empresarios hayamos podido acordar», agregó, para completar: «Apostamos y nos comprometemos a que tenga éxito la política del Gobierno y que la inflación se reduzca, para recuperar capacidad adquisitiva».

El 20% definido ayer se suma a los montos acordados en las reuniones del Consejo del Salario de marzo y agosto pasado, y es acumulativo respecto del mínimo de $57.900 establecido noviembre. De esta manera, el haber mínimo alcanzará los $69.500 en marzo: un aumento del 110,5% interanual desde abril que buscará superar o al menos acompañar a la inflación.

Fuentes del encuentro destacaron el compromiso de la ministra para realizar una nueva convocatoria del Consejo si la inflación de los próximos meses supera ese umbral.

El de ayer fue el primer encuentro presidido por Olmos, que asumió hace poco más de un mes en reemplazo de Claudio Moroni. De la reunión participaron gremialistas de las tres centrales obreras (la CGT y las dos CTA) y representantes de las cámaras empresarias que negociaron tanto una actualización del haber mínimo, vital y móvil como de las prestaciones por desempleo.

Según pudo saber La Nación, Olmos habló antes de la reunión con el Presidente. «La idea es conciliar con los gremios», explicaron entonces cerca del mandatario. «Sabemos que va a ser difícil, pero no imposible», agregaron. En el Gobierno, que viene de una fuerte tensión con la CGT por la paritaria de Camioneros, evitaron dar números antes de la reunión del Consejo. Después quedan «tergiversados», argumentaron, y destacaron que la relación con los gremios «hoy está bien».

El Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil sesionó primero a las 15, en la llamada Comisión Técnica.
Una hora después comenzó la reunión plenaria con 32 integrantes, divididos en mitades, una por la parte trabajadora y otra por la empleadora.
Todo se realizó a través de videoconferencia.

En el encuentro, además de ambas líneas de la CTA (la liderada por Godoy y la que responde a Yasky) también estuvo la CGT que encabeza el triunvirato conformado por Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano.

El sector empresarial estuvo representado, entre otros, por el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja.

La CTA Autónoma había reclamado un aumento del 47% desde el corriente mes y hasta marzo del 2023, para cuyo cálculo consideró «la pérdida que sufrió el Salario Mínimo, Vital y Móvil, que durante el gobierno de Macri alcanzó el 20%, y desde el 2019 un 11% más».

Desde temprano, la CTA de Yasky había adelantado que reclamaría que el nuevo valor del haber mínimo «se ubique cuatro puntos por arriba del índice de inflación de diciembre» y que en enero de 2023 «se acuerde el pago de otra cuota, para que el ingreso no quede por debajo de la inflación de ese mes».

Por su parte, la CGT definió su posición poco antes del encuentro de la tarde.

Olmos encabezó junto a su equipo la reunión virtual del Consejo del Salario

Comentarios

Deja un comentario