Alejandra Taborda desde MdP; «Acá me conocen como Ale de Ayacucho y llegar al pueblo es estar en casa.»

Hija de un matrimonio ayacuchense muy querido y respetado en la ciudad. Con muchísimos amigos que la esperan para juntarse y ponerse al día, cuando puede venir de la “ciudad feliz”. Construyó una hermosa familia, y hace más de 30 años que se fue buscando justamente esto que sigue construyendo en la actualidad. Nuestro viaje sigue, pero esta vez sí de ello se trata, hablaremos con una especialista en esta materia. El diario digital www.ayacuchoaldia.com.ar se complace en saludad a María Alejandra Taborda.

A. al D; Hola buen día, gracias por atendernos, y comencemos por recordar cuanto hace que te fuiste de Ayacucho y como se compone tu familia…

M. A. T; ”Hola buen día, gracias por contactarte. Al terminar la secundaria me vine a Mar del Plata a estudiar Licenciatura en Turismo, en la Universidad Nacional de Mar del Plata. Mi familia se compone de mi esposo Horacio y mis dos hijos, Micaela e Isidro”.

A. al D; ¿Querés contarnos quienes son tus padres, para que la gente te relacione?

M. A. T; ”Mis padres son Enrique Taborda y Mary Montero”.

A. al D; ¿Dónde vivís y a qué se dedican actualmente?

M. A. T; ”Como te comentaba vine a estudiar y después de recibirme me quede a vivir en Mar del Plata. Trabajo en la agencia de viajes, AT&C VIAJES, la cual me permite estar en contacto con la gente de Ayacucho. Tengo clientes allá, por lo que voy seguido a trabajar y a visitar a familia y amigos”.

A. al D; ¿Cómo es la realidad hoy en la ciudad dónde están?

M. A. T; ”Al ser una ciudad de más de 800000 habitantes, la cuarentena es más estricta que en Ayacucho. Solo se puede salir a trabajar y a hacer compras de alimentos o alguna urgencia como ir al médico. Los comercios están cerrados, por supuesto que varía de barrio en barrio, pero las casas de venta de comidas y comestibles, mercados barriales, supermercados, farmacias, entre otros, están abiertos”.

A. al D;¿Hay una dieta especial, o cuidados en las comidas?

M. A. T; ”No tenemos una dieta especial y tratamos de tomar todos los recaudos posibles. En cuanto a las comidas, se esteriliza y lava con agua con lavandina toda la verdura por ejemplo. Alcohol a las bolsas de las compras, en fin lo que se recomienda para evitar la propagación del virus”.

A. al D; ¿Qué cantidad de casos positivos y personas fallecidas se manejan?

M. A. T; ”Aunque es una ciudad muy grande con mucha entrada y salida de gente, hay muy pocos casos de Covid 19. Hasta el momento tenemos 31 casos confirmados, 20 recuperados, 2 fallecidos y 9 en tratamiento”.

A. al D; ¿Cómo es un día de ustedes hoy? ¿Cómo se entretienen?

M. A. T; ”Tanto mi marido como yo podemos trabajar desde casa y en cuanto a los chicos, ambos están estudiando, eso les lleva bastante tiempo. Un poco de actividad física diaria nunca falta, ni tampoco los juegos de mesa que salieron del olvido y pelis. Nos hemos organizado bastante bien. Los chicos no han salido casi nunca en estos 64 días, es admirable cómo han acatado la cuarentena”.

A. al D; ¿Qué protocolo o prevenciones se han tomado?

M. A. T; ”Se mantiene el aislamiento social. No hay reuniones de ningún tipo. Solo salen a trabajar aquellos que su actividad lo permite. Muchos negocios han modificado su fisonomía, ya que al entrar nos encontramos en algunos, con una persona que te pone alcohol en las manos y en los mostradores han colocado en su mayoría paneles de vidrio para aislar a los empleados. Igual todos están con tapabocas o máscaras cuyo uso es obligatorio”.

A. al D; ¿Cómo se continuó con las clases? ¿Cómo se garantiza la continuidad pedagógica en las escuelas?

M. A. T; ”En el caso de mis hijos, ambos van a la universidad. Las clases son virtuales, se manejan con envío de material, clases grabadas o en vivo y se están tomando exámenes, lo que es bastante complicado ya que el sistema no tuvo tiempo de adaptarse y no siempre resulta fácil o cómodo”.

A. al D; ¿Qué negocios están abiertos? ¿En qué horario pueden salir ustedes?

M. A. T; ”Los negocios que están abiertos desde el primer momento son los que venden alimentos y farmacias. Luego se ha ido flexibilizando la cuarentena y han podido abrir otros rubros. El horario oscila entre las 9 y las 17 hs. Nosotros podemos salir en cualquier horario, no hay toque de sirena como en Ayacucho. Pueden pararte para pedirte documentación y verificar que estés en el radio de tu domicilio, de no ser así te piden el permiso para transitar. Esas salidas son para ir a trabajar o hacer las compras solamente”.

A. al D; ¿Cuáles son las líneas e indicaciones de cuidado que se mantienen?

M. A. T; ”Es un tema complicado, después de dos meses de confinamiento, se ve mucho más movimiento en algunas zonas de la ciudad. Aunque se mantienen todas las medidas protocolares que se tomaron desde el primer día”.

A. al D; ¿Cómo actúa la gente, pensas que tomó real dimensión de lo que vivimos?

M. A. T; ”En general creo que la población entendió que había que acatar las medidas preventivas, aunque se ve a muchos que no lo hacen por supuesto. Se multa y se sanciona a quienes rompen con la cuarentena”.

A. al D; ¿Qué se extraña a la distancia, asados, reuniones, comidas, familia?

M. A. T; ”Se extrañan los afectos, se extrañan las reuniones, se hace difícil estar tanto tiempo sin poder moverte con libertad. Pero saber qué estamos todos bien y sanos es muy importante y da ánimos para seguir”.

A. al D; ¿Pueden venir cada tanto o como se relacionan con sus familias?

M. A. T; ”No podemos salir sin una justificación escrita. Los chats de Whatsapp y el video llamadas son la nueva manera de comunicarnos y creo, sobre todo las últimas, llegaron para quedarse. Hablo todos los días con familia y amigos por lo que los siento cerca. Falta el encuentro y el abrazo, que espero lleguen pronto”.

A. al D; ¿Qué recuerdos o afectos guardas de nuestra ciudad?

M. A. T; ”Los mejores recuerdos. Adoro a mi ciudad, de hecho si bien hace 32 años que vivo en Mar del Plata, acá me conocen como Ale de Ayacucho. Las raíces están intactas, familia y amigos de fierro, las vivencias de mi niñez y adolescencia. Llegar al pueblo es estar en “casa”.

4 Comments

  1. Gracias por estar, nos sentimos orgullosos. Un beso de los que estamos en Ayacucho, extensivo al otro hijo que está lejos (el Bacha) y todos los nietos que amamos.

Deja un comentario