Alejandra Martínez desde MdP;»Ayacucho significa los orígenes, lo que soy, de donde vengo, los afectos, la familia»

Seguimos nuestro viaje virtual y volvemos a Mar del Plata. Encontramos en esta oportunidad a otra ayacuchense que en su momento emigró a Bs. As para planear un futuro personal y familiar, y hoy reside en la “ciudad feliz”. Hija de un querido matrimonio de la ciudad, con innumerables amistades y lazos sociales acá, hoy la nota Nro 250 de este espacio, es un gusto saber en el diario digital www.ayacuchoaldia.com.ar de la vida de Alejandra Martínez.

A. al D; Hola buen día, gracias por esta charla, y comencemos por recordar cuanto hace que te fuiste de Ayacucho y como se compone tu familia…

Hola!! En principio agradecer por la posibilidad de seguir en contacto con Ayacucho, con su gente, a través del relato de parte de nuestra historia.

Me fui de Ayacucho en el año 1981, hacia Capital, para estudiar, estuve unos pocos meses y me fui a Mar del Plata, donde ya estaba estudiando una de mis hermanas, Marcela, y allí me quedé.

Tengo un hijo, Benjamín,  y una hija Paloma,  también está Salvador, mi nieto y Luisina, su mamá. Agustina y Martín,  hermanos de mis hijxs y Delfi, prima de Salvi. Y mis hermanas, Marcela, Paula, Laura y Maru; Pepe el hermano varón que no tuve pero que me dio la vida, y lxs sobrinxs, Agus, Milu, Segun, Loli, Sofi, Fermín y Rochi.

A. al D; ¿Querés contarnos quienes son tus padres, para que la gente te relacione?

Mis padres son Marta Iturralde, que aún vive en Ayacucho, fue maestra, y Tito Martínez, quien ya no está, pero ha sido una persona muy activa y presente en diferentes ámbitos de la ciudad como el periodismo, la política y el deporte.

A. al D; ¿Dónde vivís y a qué se dedican actualmente?

Vivo en Mar del Plata y soy profesora, doy clases.

A. al D; ¿Cómo es la realidad hoy en la ciudad dónde están?

Estamos atravesados por una pandemia a nivel mundial, lo que en cierta forma nos iguala, nos impone nuevas rutinas, prácticas diferentes, pero en nuestra ciudad en particular se han ido habilitando distintos sectores de la economía lo que provoca gran circulación de personas. Hoy domingo, por ej., es una práctica común de los marplatenses salir a disfrutar la costa maravillosa que tenemos, y sigue siendo así, pero con cuidados, tomando los recaudos necesarios en un momento crítico del avance del virus.

A. al D;¿Hay una dieta especial, o cuidados en las comidas?

Nada especial, comer rico, sano y variado.

A. al D; ¿Qué cantidad de casos positivos y personas fallecidas se manejan?

Hoy hay 586 personas en tratamiento, de un total de 1536 desde el primer caso positivo, se han recuperado 897 casos y ha habido 53 muertes.

A. al D; ¿Cómo es un día de ustedes hoy? ¿Cómo se entretienen?

En lo personal sigo trabajando en forma virtual, por lo cual se sostiene la rutina laboral, los encuentros con amigas son virtuales, cuando el frio lo permite hay caminata por la costa. Paloma, que vive conmigo continúa con sus estudios. Pero el estar más tiempo en casa nos regala la posibilidad de disfrutar mucho más a Salvador, jugar con él y reírnos mucho. La lectura, el tejido, o mirar alguna seria en TV son parte de los momentos de ocio.

A. al D; ¿Qué protocolo o prevenciones se han tomado?

Los mismos protocolos que en todos lados, las mismas prevenciones, salir solo lo necesario, con tapabocas, guardar la distancia social, tomar los recaudos de higienizar los productos a la vuelta de las compras. Cuidarse y cuidarnos mucho, saldremos de esto con el compromiso colectivo.

A. al D; ¿Qué te parece la forma que se continuó con las clases en las escuelas?

Creo que fue la única forma posible, la virtual, intentar mantener la continuidad pedagógica, en la escuela en la que trabajo rápidamente se implementaron las clases a través de la plataforma class-room y zoom. Ahora si tenemos que analizar profundamente la garantía real de la continuidad en el trayecto pedagógico de los alumnos y alumnas, definitivamente no se da, no se da porque esta pandemia lo que ha hecho es desnudar y visibilizar las grandes inequidades y desigualdades que existen entre los diferentes sectores de la sociedad. Creo que el desafío para quienes tienen responsabilidad en la toma de decisiones es achicar esa brecha que en esta coyuntura de pandemia se profundizó aún más.

A. al D; ¿Qué negocios están abiertos? ¿En qué horario pueden salir ustedes?

Hoy tenes prácticamente todo abierto, no solo los de servicios esenciales como pueden ser un mercado o una farmacia, también los restaurantes, comercios de todo tipo, bares, peluquerías, etc. Y el horario se ha ido extendiendo desde el inicio de una prueba piloto hasta hoy donde ya es definitivo, esta semana también abrieron los gimnasios  y se habilitó la práctica de distintos deportes individuales y algunos grupales. El horario es casi el que teníamos antes de la pandemia.

A. al D; ¿Te hizo ver o te sirvió para tomar las cosas de otra manera este fenómeno?

Lo que desnuda este fenómeno es el significado real  de los afectos en la vida de la mayoría de las personas, cosa que no es novedosa para mí porque siempre están en el primer lugar de la lista de lo más importante. Pero los encuentros con la familia, con amigas, esos que se daban casi cotidianamente, dejaron de estar, y son tan necesarios. Creo que un cimbronazo como este obliga a definir las prioridades, y nos coloca en situación de indefensión la falta absoluta de certezas.

A. al D; Hay gente que cree que la cuarentena ya fue suficiente ¿Qué te parece a vos y tu entorno?

Estoy convencida de que esta situación tomó de sorpresa al mundo entero, a nuestro país llegó un poco más tarde y se fueron tomando decisiones en función de experiencias que se iban dando, y esto evitó muchas muertes. Nadie tiene la receta acertada, hay marchas y contramarchas, y muchas de las comparaciones que se hacen con otros países son poco acertadas, porque no se tiene en cuenta ningún dato que las haga viables. Mientras haya contagios tendremos que seguir en cuarentena, no hay otra posibilidad. El problema es que en estas situaciones es fundamental el autocontrol, lo que hacemos cada uno de nosotros para evitar riesgos, contagios y propagación del virus, el compromiso y la responsabilidad que tenemos como ciudadanos…

A. al D; ¿Cómo actúa la gente, pensas que se tiene dimensión de lo que vivimos?

Sirven los conceptos de la respuesta anterior para esta pregunta, hay quienes toman dimensión, quienes minimizan el tema, y esto provoca que algunos asuman la responsabilidad y los cuidados necesarios y otros no. Yo pienso siempre en quienes son los más perjudicados con esta pandemia, los adultos mayores, el porcentaje mayor de muertes está en esa franja, son el grupo de mayor riesgo. Y es por ellos que tenemos que ser más cuidadosos, asumir los cuidados extremos y entender que esta situación que atravesamos es gravísima. Yo quiero seguir disfrutando a mi mamá mucho tiempo, la extrañamos muchísimo, pero por eso es que hoy solo podemos estar con ella en forma virtual, porque la estamos cuidando.

A. al D; ¿Qué se extraña a la distancia, asados, reuniones, comidas, familia?

Creo que respondí un poco en las anteriores pero refuerzo la idea, extraño muchísimo los encuentros en familia, no veo a mamá desde febrero, tampoco a Pau, y Lau, dos de mis hermanas que no viven en MdP, y a mis sobrinos que viven en CABA tampoco los veo desde que se inició la cuarentena. Extraño los encuentros con amigas, los viajes….

A. al D; ¿Pueden venir cada tanto o como se relacionan con sus familias?

Ahora no podemos ir, pero antes de la pandemia si, por supuesto que iba todo lo que podía; a veces se hacía difícil por el trabajo pero iba un día a cenar y me volvía a la mañana siguiente. Siempre estamos para celebrar juntos en los cumpleaños y en las fiestas. También nos visita mucho mamá, siempre hay algún cumple, un egreso, algún festejo determinado que la trae a MdP,  y eso hace que podamos vernos más seguido.

A. al D; ¿Mantenés contacto con tus amigos de siempre, con ayacuchenses?

Si, sigo en contacto, la amistad que surge de haber compartido la escuela primaria, pero sobre todo la secundaria en la adolescencia te marca, crea un vínculo que  es indisoluble; el año pasado mi promoción cumplió 40 años de egresados, mucho tiempo!!! Un año antes, gracias a los beneficios de la tecnología se armó un grupo de WhatsApp que se sigue sosteniendo, aunque debo reconocer que yo no soy muy activa, pero si puedo saber de todos y cada uno de ellos, Y en el encuentro que tuvimos volví a ver a compañeras o compañeros que no veía desde el ´79, y rápidamente aparece todo lo compartido y el diálogo fluye como si no hubiéramos dejado de vernos. Fue hermoso y lo sigue siendo. Con quienes éramos más amigas también compartimos grupo y cuando se juntan para celebrar algo trato de estar.

A. al D; ¿Qué significa Ayacucho para vos, que recuerdos o afectos guardas de nuestra ciudad?

Ayacucho significa los orígenes, lo que soy, de donde vengo, los afectos, la familia, las tardes de juego con los primos, los veranos en la pileta del Aero Club, en la del Tiro Federal y la colonia de verano en la pileta del Cicles. Entrañables recuerdos de la primaria en la escuela 1, de la secundaria en la ENNSA, las tertulias, el infaltable picnic de la primavera, en el club Independiente o en el Monte Orfila. Los años que uno más atesora son los de la infancia y la adolescencia, porque se viven sin preocupaciones, intensamente, pero también porque la memoria es selectiva y “elige” que recuerdos guarda. Una de las cosas más lindas ha sido que mis hijos que no viven allá tengan el mismo amor por el pueblo, gran parte de su infancia, vacaciones, fines de semana transcurrieron en Ayacucho, con sus abuelos, tías, primos y añoran esos maravillosos momentos…

Comentarios

Deja un comentario