Se incendió el Banco Nación de Bahía Blanca

El último relevamiento se realizó hace más de 10 años. Bocas de incendio tapadas en pleno centro y un pedido de informes que nunca se respondió. El incendio del Banco Nación mostró otra de las tantas deficiencias que tiene la ciudad en materia de emergencias: el desconocimiento y el mal estado de las bocas de incendio indispensables para que las autobombas puedan proveerse de agua y combatir las llamas.

Cuando los bomberos y Defensa Civil llegaron al edificio se dieron cuenta de que las bocas de incendio de los alrededores ya no existían o estaban tapadas. Incluso se dijo que los bomberos usaron las reservas que tenían en los camiones y en algún momento se quedaron sin líquido.

La solución fue proveerse del agua de las piletas del club Olimpo, el club Argentino y de las válvulas contra incendios de las estaciones de servicio de Estomba y Rodríguez y Colón y Vieytes, todas ubicadas a más de 100 metros del foco.

Hace apenas 3 meses, alertado por bomberos que aseguraban desconocer el estado de las bocas de incendio del centro y del resto de la ciudad, el concejal Maximiliano Nuñez Fariña (PJ-Cumplir) presentó un pedido de informes dirigido a ABSA, que por la legislación vigente es la responsable del tema. Pidió que se realice un relevamiento para conocer la ubicación precisa y si las bocas se encuentran en condiciones de ser utilizadas. También que los resultados fueran enviados a los bomberos bahienses.

El último recuento conocido se hizo hace más de 10 años y se identificaron 2.000 válvulas distribuidas en distintos barrios.

“La Nueva.” consultó por el tema a diferentes cuarteles de bomberos. La mayoría dijo desconocer si en la actualidad  las bocas se encuentran operativas y afirmaron que cuando asisten a algún incendio buscan agua en empresas privadas y otros puntos que ya tienen marcados en un mapa.

Por ejemplo Néstor Magno, a cargo de los Bomberos Voluntarios de Ingeniero White, contó en una nota publicada el 30 de abril que desde hace 5 años no existen precisiones sobre el estado del total de las bocas de incendio en esa localidad. “El tema es que muchas quedaron tapadas por obras de repavimentación, por lo que hoy están anuladas”, aseguró. También que cuando necesitan recargar el tanque una autobomba recurren a las reservas de agua de las empresas del polo o el Parque Industrial.

La polémica por la falta de funcionamiento de las bocas es de larga data. En 2011, un incendio ocurrido en un comercio de Artigas al 1700 puso el problema en la agenda política. En aquel entonces no funcionó la ubicada en Don Bosco y La Plata y durante varios minutos las autobombas que pretendían apagar el fuego se quedaron sin agua. Las pérdidas en el inmueble fueron totales.

Hoy, con parte de uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad consumido por las llamas el tema volverá a ocupar la agenda.

¿Se comenzará a revisar y habrá soluciones de una vez por todas?

AGUARDA LAS PERICIAS

Gay: “Lo sucedido en el Banco Nación es una verdadera catástrofe”

Reconoció la labor de los bomberos y del personal de Defensa Civil, presentes desde la madrugada.

El intendente Héctor Gay aseguró que el incendio del Banco Nación le generó mucha impotencia y tristeza aunque se mostró optimista y aseguró que pudo comunicarse con el presidente de la entidad Javier González Fraga y que el edificio será reconstruido.

Poco después del mediodía el jefe comunal utilizó la red social Twitter para referirse al hecho.

“Felicito a todos los servidores públicos que trabajaron arduamente y arriesgando sus vidas para controlar el lamentable incendio en el Banco Nación. Ya estamos trabajando en equipo para una pronta reconstrucción del edificio”, escribió.

Minutos después dialogó con “La Nueva.” y reconoció que se sentía apenado por ver cómo se quemaba uno de los edificios más emblemáticos y del patrimonio arquitectónico de la ciudad.

“Lo sucedido es una verdadera catástrofe y algo muy malo para la ciudad. Esperamos por la realización de pericias para tener detalles de lo ocurrido”, opinó.

Al mismo tiempo volvió a reconocer la actuación de los servidores públicos que trabajaron para contener el incendio durante toda la madrugada.

“Lo de Defensa civil y el resto de las reparticiones merece nuestro apoyo y reconocimiento porque pusieron el hombro e hicieron una tarea titánica”, afirmó.

Para finalizar reconoció que tuvo charlas con referentes del gobierno nacional, que asumieron un fuerte compromiso de apoyo para que la ciudad vuelva a tener el emblemático edificio.

“Pude charlar con González Fraga y se comprometió a aportar los recursos necesarios para reconstruirlo y que queda tal y como estaba antes de esta tragedia. Dentro de la desazón que tengo, esto es algo positivo”, dijo.

Gay siguió las alternativas del incendio por medio de su secretario de Gobierno, Fernando Compagnoni, que permaneció desde muy temprano en el lugar del hecho junto a concejales oficialistas y otros funcionarios del gabinete.

 

N. de la R – Por Sergio Prieta. Fotos: Emmanuel Briane – La Nueva Provincia.

 

 

Comentarios

Deja un comentario