Plantel SA aclaró dudas sobre la obra de cañerías

Hace unos días, se produjo un episodio con trabajadores de la empresa Plantel SA, que realiza los trabajos de recambio de cañerías de agua, en donde además de reclamar por situaciones laborales que consideran inapropiadas, realizaron un cuestionamiento sobre la calidad del trabajo que se está desarrollando en Ayacucho.

Para realizar una aclaración y explicación al respecto, se comunicó con nuestro portal el Ing. Guillermo Baduna, responsable de la obra con quien mantuvimos una extensa charla explicando todo tipo de situaciones que se vienen dando.

Sobre los rumores surgidos, Baduna señaló que “Esta obra fue licitada por la DIPAC (Dirección Provincial de Agua y Cloaca), es un organismo descentralizado y altamente especializado que se dedica a los proyectos y su fiscalización. Ellos contrataron a Plantel SA. Surgió el rumor sobre la participación del Municipio y la realidad es que en el contrato no tiene participación, es un proyecto de provincia y con dinero de provincia. Tenemos la conformidad del municipio pero no su participación. Es una gran obra la que se realiza en Ayacucho” dijo el Ingeniero oriundo de Salta pero que reside en Mar del Plata.

“En Ayacucho había muchísimas pérdidas y por lo tanto es que no había presión. El proyecto prevé la colocación de una cañería de última generación. Hay muy pocas fábricas en el país que fabriquen este tipo de cañería y no hay ninguna que fabrique los accesorios que son todos importados. Toda unión entre caños, servicios, viene de Francia, Alemania, Israel. Es más, ni en Latinoamérica fabrican este tipo de accesorios” explicó a Ayacuchoaldia.com.ar mientras mostraba en su escritorio los distintos elementos que se usan en la obra.

Reunidos en el obrador que tiene la empresa en Bavio y Boero, Baduna explicó que “los elementos están construidos con PAD (Polietileno de Alta Densidad). Tiene una resistencia eléctrica que se fusiona con electrodos. Los caños se empalman con electricidad, por temperatura y resistencia. La máquina que empalma los caños tirará 40 voltios por 120 segundos y cortará. Una vez que pasa eso, hay que esperar unos minutos para que se enfríe y ahí queda soldado. Queda unido como una sola pieza” detalló.

Al consultarle sobre cómo estaban divididas las cuadrillas y los trabajos que realizaba cada una, el especialista remarcó que “Tenemos un Capataz que es Jorge Harkan, que es especialista en soldaduras de termo fusión y electro fusión, con más de 40 años de experiencia en este tipo de trabajo. Es un trabajo complejo”.

Cuadras verificadas, baldosas colocadas

Sobre el control de la obra, explicó que “La cañería se coloca, se suelda, las conexiones de servicio que va a una llave de paso en cada domicilio. Una vez hecho esto, se carga la cañería con una presión de agua definida. Las piezas están garantizadas con una presión nominal de 6 kilos por centímetro cuadrado. El fabricante dice que con esa presión no se rompe. La presión normal de trabajo altísima para una red son 2 kilos por centímetros. Quiere decir que este año resiste tres veces la presión. Y cuando se carga la cañería para verificar, se carga con una vez y medio más de lo nominal, es decir, con 9 kilos. Se carga con eso para probar que no haya fallas porque si resiste esa presión, nos aseguramos que esa pieza no se romperá nunca porque nunca habrá semejante presión. Y además, es más fácil detectar fugas, que con 2 kilos no se podrían detectar. Si cargo la cañería con 9 kilos y el manómetro se mantiene estable por un lapso razonable, unas dos horas, esa cañería se tapa y se comienza la reparación de la vereda. Si el manómetro desciende se empieza a buscar el problema. Hasta tanto la prueba sea 100% satisfactoria, la inspección no me permite cerrar y no me paga el trabajo” añadió.

Control Provincial

Baduna argumentó que “se hacen actas de cada tramo donde la inspección certifica que la prueba fue realizada con satisfacción y la empresa allí cobra” dijo. A la vez, sobre los rumores de que se estaban realizando de mala manera los trabajos, comentarios surgidos por obreros contratados por la empresa, el Ingeniero enfatizó que “es un desconocimiento total del sistema operativo con el cual se desarrolla la obra”.

Los obreros

Cuando le consultamos sobre si la situación de Ayacucho, donde un operario se alza contra la empresa, es algo que se da periódicamente, Baduna sentenció que “No, es muy raro. Tengo unos cuantos años y peino canas, y me han tocado pocos casos de gente que ha salido a defenestrar a la empresa”.

El hacha: operarios de la empresa señalaron a nuestro portal que estaban realizando este tipo de trabajos, cortando raíces de los árboles de las veredas para poder concretar la zanja, sin un hacha. En tal sentido, Baduna explicó que “Tiene un motivo que no la haya. Esta zanja se ejecuta cerca donde cañerías de agua, de gas, servicio de fibra óptica, cloaca, teléfono. No es un lugar adecuado para meter un hacha. Son cosas delicadas y no se puede hacer cualquier cosa con cualquier elemento”.

Productividad

“La productividad uno siempre trata de sacarle el jugo al día. Ahí aparece la figura de la hora extra. El personal que trabaja por hora, la mayoría se acoge porque es, simplemente, más plata que ganan. La jornada es de 8 horas pero se trabaja 9 porque no se trabaja los Sábados, por lo que se compensa el medio día del Sábado. Hay otra modalidad que es la parte de zanjeo que se paga por metro. El trabajador maneja su horario. Si quiere ganar más, trabaja más. Se está pagando 160 pesos el metro y 210 cuando la zanja es más grande como en el caso de calle Sarmiento o en Avenida Solanet y en Dindart, que es donde van las cañerías más importantes, con una subsidiaria. Eso es voluntario”.

Trato de los superiores y viático

En la entrevista, al preguntarle sobre ambas cuestiones, el Ingeniero de Plantel SA explicó que “El Convenio Colectivo indica que se pagan los viáticos cuando el obrero está fuera de su lugar de residencia, una cantidad de kilómetros. Y de modo, una persona que vive en Ayacucho no le corresponde. El personal especializado que se trae de Mar del Plata sí percibe un viático. Los locales hacen y tapan la zanja, y hay algunos de ellos que se están capacitando también para poder trabajar con los caños, todos bajo una supervisión del Capataz. En cuanto al trato, no he visto que se maltrate a alguien. Obviamente que hay circunstancia donde al llamársele la atención se pueda levantar la voz, como en cualquier trabajo, pero no de insultos y agravios ni se minimiza a la gente. Se llama la atención y muchas veces la situación hace que se eleve el tono de voz pero no escapa a lo normal del trabajo” añadió.

Balance de plazos, calidad de trabajo, costos que se van dando

“En cuanto a plazos la empresa, como cualquiera que haga obras, intentará acortar los tiempos. Todos sabemos que mientras más larga se haga, más costo tiene. Nunca estamos conformes con los plazos y siempre estamos trabajando en la velocidad sin descuidar la calidad”.

Las dos veredas:

Sobre el final, también le preguntamos sobre el cambio que tuvo el proyecto que se amplió a dos veredas la obra, a diferencia de lo inicial. “Responde a una cuestión técnica. En un principio se pensó la obra en una sola vereda pero debido a la densidad de cañerías y estado de los rellenos, los equipos de tuneleo no nos ofrecen exactitud” cerró diciendo.

 

 

 

Comentarios

Deja un comentario