Otra vez…Las Tapiocas o “mini aguas vivas” invadieron el mar en las playas de Pinamar y Villa Gesell

Son casi invisibles e imposibles de agarrar con las manos. Las conocidas “mini aguas vivas” se adueñaron, una vez más, del mar y no dejan disfrutar de la playa a los turistas. ¿Qué hacemos si nos pica una?

Durante los últimos días, muchos turistas no lograron disfrutar del mar en las playas de Pinamar y Villa Gesell. El ardor y la picazón por el contacto con las “mini aguas vivas” o “bichitos” asustan a los viajeros.

Las tapiocas permanecerán en el agua el tiempo que dure el viento norte, y dejarán la orilla cuando éste cambie de dirección.

Se trata de las conocidas tapiocas, que miden entre uno y dos centímetros. Dependiendo del viento y la época del año, invaden la costa atlántica y alejan a los turistas que quieren sumergirse en el mar de lugares como Pinamar y Villa Gesell.

Este tipo de agua viva es diminuta y transparente, por lo que identificarla ¡es tarea difícil! Suelen meterse dentro de las mallas, generando aún más irritación y molestia.

¿Qué hacer cuando pican las tapiocas?

  1. Salir inmediatamente del mar y evitar rascarse.
  2. Lavar la zona de la picadura con agua de mar o agua fria.
  3. Nunca frotar la piel con arena ni lavar con agua dulce, porque esto dispersa la toxina y aumenta la irritación.