La Planta de Reciclados va por la vencida

La Planta de Reciclados siempre fue un escollo difícil de sortear y afrontar para las últimas administraciones municipales. Darle funcionamiento, utilización real y acostumbramiento a su accionar le ha costado sangre, sudor y lágrimas a la gestión que fuera.

Y ahora pareciera que Cordonnier y sus muchachos le han encontrado la vuelta y todo indica que por fin, la Planta de Reciclados comenzará a funcionar. En un comunicado que enviaron a los medios de prensa desde el municipio, señalaron que “Desde el transcurso de la presente semana, comenzaron a darse los primeros pasos hacia el pleno funcionamiento del recuperado Complejo Ambiental Sustentable Municipal (CASM), ubicado en la intersección de Av. Jorge Newbery y Ruta Prov. Nº 50, en el cual se encuentra la Planta de Clasificación y Transferencia de Residuos Sólidos Urbanos funcionando sobre un nuevo sector de descarga y un galpón principal equipado con nueva maquinaria, la cual esta siendo calibrada y probada”.

También acotaron que “En los próximos días, se finalizará con estas tareas de calibración y además se completará la capacitación a la totalidad del personal municipal que desempeña allí funciones”.

La Planta propiamente consta de una tolva de ingreso de los residuos, donde los mismos circulan por la cinta elevada, allí operarios trabajan simultáneamente y se producen la separación de residuos húmedos y residuos secos. El paso final es el prensado y enfardado.

Este sistema tendrá múltiples beneficios como trasladar menor volumen al basural, utilizar menos recorridos de camiones, compactar los residuos, mejorar la capacidad operativa y comenzar a realizar el proceso para utilizar una celda transitoria de rechazo que disminuirá aún más el uso del predio del basural.

“El complejo cuenta con todas las medidas de seguridad disponibles para los empleados, contando con la señalética de cada sector, matafuegos, luces y puerta de emergencia. En base a la higiene se cuenta con dos espacios, uno integrado por una batea de baños y duchas para 10 personas simultáneas, y el lavadero donde diariamente se lavará la indumentaria utilizada” señala el parte de prensa.

A su vez, agrega que “Para su complemento, el CASM además cuenta con un sector educativo y ecológico, el cual está poblado por más de 500 plantas sumando a las perimetrales, ubicadas por intermedio de un recorrido que pretende comunicar distintas temáticas.  Otro espacio de diseño de esculturas con materiales reciclados, en el cual se podrá compartir la experiencia de reutilizar. También hay un sector de revalorización del patrimonio histórico de los espacios públicos de la ciudad, que incluye la recuperación y puesta en valor de por ejemplo los bancos de la plaza San Martín y columnas de la plaza del barrio Jacobo Z. Berra. En otro orden, el complejo cuenta con un espacio de cultivo de plantas ornamentales, a partir de esquejes propios y recolectados en el servicio diario, desarrollado en conjunto con integrantes del CEFIC, proyectando próximamente integrar energía solar, sistemas de recuperación de agua lluvia, huerta y complementos para lograr que este espacio sea cada día más sustentable”.

Otro de los puntos sobre los que se ha trabajado es “sobre un tinglado sin terminar, se construyó un sector de usos múltiples para el personal y los visitantes del lugar, construido con madera reciclada, mobiliario de troncos obtenidos de extracciones en la vía pública, y luminarias antiguas, cumpliendo con el objetivo de reutilizar y reciclar”.

“El proyecto en general, marca un profundo interés por consolidar un espacio propio para toda la comunidad, beneficiando con ideas, proyectos y acompañamiento a un principio integral desarrollado estos últimos años, por ello ya forman parte del lugar el CEFIC con su producción de plantas, la escuela técnica que está realizando el proyecto eléctrico general del galpón principal como práctica para sus alumnos, el club leo de Ayacucho quién realizó la donación de plantas, al igual que el CEA Nº 12, y también se trabaja diariamente con particulares que van realizando a voluntad sus aportes para el armado del sector educativo, los proyectos solares, de huerta, de reproducción de plantas, y de consolidación de la economía circular a partir de los Residuos Sólidos Urbanos en Ayacucho. El espacio invita a ser visitado y a recibir la propuesta de cualquier vecino que piense que su aporte puede ser una manera más de demostrar y comunicar la importancia de clasificar y procesar los residuos, sin olvidar la responsabilidad de la generación propia de cada habitante” cerraron diciendo.

Ojalá esta sea la vencida.

Comentarios

Deja un comentario