El Comité de la Juventud Radical ya se llama “Fabián Puchulu”

El Comité de la Juventud Radical de Ayacucho ya se llama “Fabián Puchulu” en homenaje a quien fuera uno de los referentes de los últimos tiempos del radicalismo local, y que para los jóvenes de la UCR representó y lo es en la actualidad todo un camino a seguir.

Este Lunes 12 por la noche, en el Día del Militante Radical al celebrarse un nuevo año del nacimiento de Raúl Alfonsín, se concretó un emotivo acto en el patio del Comité de la UCR que tuvo la presencia del Intendente Emilio Cordonnier, el ex Jefe Comunal Pablo Zubiaurre, familiares del Dr. Puchulu como también autoridades del centenario Partido, de la Juventud como militantes.

Fue la familia de quien encabezó la lista última del Acuerdo en la renovación del Concejo Deliberante como las autoridades municipales actuales que tras las palabras y en el interior del Comité de la Juventud Radical, descubrieron una placa con el nombre del abogado desaparecido físicamente en Octubre del año pasado para luego fundirse en un profundo abrazo recordando la figura de quien fue también Asesor Legal del Municipio.

Previamente, hubo mensajes muy emotivos como el que brindó inicialmente Valentín Fascia quien dijo “el cabezón fue una persona que en la militancia nos enseñó muchísimo y que creó un lazo donde lo reconocíamos como referente político”. Luego la Presidente del Concejo Deliberante, Myriam Ferrari, contó varias situaciones que le tocó vivir junto a Puchulu como compañera del Concejo más allá que lo definió como un “gran amigo”.

También señaló “estamos homenajeando a Fabián porque admiraba a Raúl Alfonsín como nadie, que vivió el radicalismo de una manera muy especial” dijo como también contó de las mil anécdotas vividas juntos, en el Concejo como en el Comité. “El paso en el Concejo se dio en el 2007 después de una interna y donde entramos dos concejales de la UCR, Fabián y yo, con un concejo en inferioridad. Todo el trabajo de comisiones era entre nosotros dos. Siempre tuvo una actitud conciliadora, sobre todo en momentos complejos del radicalismo” expresó.

Sobre el final, contó un par de anécdotas vividas en el Concejo para luego cederle la palabra a Pablo Zubiaurre.

Fue el ex Intendente que dijo “reconozco el trabajo de la Juventud. Me pone muy contento que esta casa lleve su nombre. Es importante que los jóvenes tomen esos ejemplos” apuntó como también reconoció la función como Asesor Legal “que no siempre se luce en ese cargo. Pareciera que lo legal no tiene mucho que ver con las cuestiones de la gente y Fabián se dedicó a formar una oficina de asuntos legales, con Eduardo Montanari que era una picardía que no estuviera allí con lo que sabe, con Ezequiel Carlón y luego se sumó el Buque Rosatto. Fabián encabezó dos trabajos que merecen el reconocimiento. Uno de ellos es sobre la Regularización Dominial, de las propiedades de Ayacucho. Creo que fue el mayor que se dio en Ayacucho en toda su historia, que gente que tenía su casa desde 25 o 30 años se hiciera de su escritura. Nunca se habían regularizado. Fue un trabajo metódico, se trabajó con OP y con gobierno. Se entregaron centenares de escrituras y por eso se recuerda mucho lo que hizo Fabián. Cada uno a los que se le entregó una escritura lo tendrá a Fabián en el recuerdo siempre”, relató a lo que describió como un “trabajo enorme de Fabián”.

“Y por otro lado lo de la Prescripción Administrativa. Cuando no llegamos no había ni un solo lote de terreno y no había plata tampoco. Asesorados por Escribanía de Gobierno, el Municipio con la Prescripción Administrativa recuperó algo así como 400 lotes de terrenos que hoy son los lugares donde muchísimas familias tienen sus casas. Eran terrenos que no estaban ocupados por nadie y que desde hace 20 años no se les hacía nada. Es un trabajo que no se luce, que no es lo mismo de quien entrega la vivienda, pero sin el terreno no se puede construir” contó Zubiaurre.

“Fabián fue una persona que conocí cada día más y a la que le pedí que encabezara la lista. Cada uno de los que estamos acá, tenemos un militante como referente y en mi caso es mi papá, que siempre fue un militante (con voz entrecortada) y por lo que dejó lo mejor de sus años, con un convencimiento similar al que tenía Fabián” acotó.

“Sabiendo que iban a estar Mati, Nico y Julieta, pensaba que lo mejor que le puede dejar un padre a un hijo es el ejemplo y que ellos tienen que estar seguros que el ejemplo de su papá valió este reconocimiento y que valió muchísimas cosas más que se van a encontrar en sus vidas y reconocimientos como este por cosas que hizo su papá”, cerró diciendo.

Fuera de lo previsto, también hubo una reflexión de Juan Gómez, Director Técnico de Atlético y amigo personal de Puchulu, quien también recordó al abogado por su paso por la institución albirroja.

Luego sí se pasó a descubrir la placa que le puso nombre al Comité de la Juventud Radical.