Boca Juniors derrotado por Marco Rubén en la Copa Libertadores

El Athletico Paranaense tomó la delantera en el Grupo G de la Copa Libertadores de la CONMEBOL después de su victoria 3-0 en casa este martes sobre el subcampeón del año pasado, Boca Juniors. Un truco perfecto de Marco Rubén (gol con el pie izquierdo, con el pie derecho, con la cabeza), fue un testimonio de su naturaleza clínica, pero también fue el resultado de la incapacidad de Boca para terminar sus oportunidades y hacer ajustes en el extremo defensivo. Pueden adivinar cuál equipo ganará la competición en NetBet Sport, plataforma que ofrece muchas opciones de apuestas deportivas.

En los primeros compases del partido, Boca se mostró cómodo con la posesión del balón, y el dúo formado por Sebastián Villa y Julio Buffarini causó problemas en la banda derecha. El veloz colombiano fue capaz de despejar los centros peligrosos, incluido un centro en el minuto 16 con un peso perfecto en el segundo palo, que Benedetto apenas pudo desviar el remate de cabeza.

Boca siguió aprovechando el lado derecho del ataque para explotar al lateral izquierdo Renan Lodi. Lodi es un lateral cuyas mejores cualidades están en ataque y no en defensa. En el minuto 30, Reynoso dispuso de una ocasión desde lo alto del área, tras un centro de Villa que no fue bien despejado. El guardameta de 21 años, Santos, hizo una buena parada de lanzamiento, pero Boca había encontrado el éxito en esa banda derecha una vez más; sin embargo, fue incapaz de traducir su posesión y sus oportunidades en goles.

El primer gol del Paranense se originó por un mal cambio de juego de Benedetto y por la incapacidad de Buffarini para vencer a Rony en el balón. Esto causó que Boca quedara atrapado en el campo, dejando a Rony en el balón con espacio. El extremo fue capaz de superar a Buffarini por la banda izquierda de ataque y rematar un centro hacia el punto penal para Lucho González. El disparo rayado de González cayó sobre Marco Rubén en el segundo palo, quien, con calma, lo introdujo en la portería abierta y se puso por delante del Paranaense (1-0). Esta ventaja pareció calmar al Paranaense, que buscaba sentarse más atrás en su propio campo y aprovechar la velocidad de sus extremos Rony y Nikão para romper el contragolpe.

En el segundo tiempo, Boca continuó empujando el balón hacia la derecha, donde Lodi continuó luchando para detener a Villa, el mejor jugador de Boca de la noche. En el minuto 47, otro peligroso centro de Villa encontró a Reynoso en el área, quien empató a un defensor e instaló a Benedetto. Desafortunadamente, el máximo goleador de Boca esquió el disparo y Boca continuó luchando frente a la portería, con Benedetto haciendo una de sus peores actuaciones en los últimos tiempos.

Formaciones Tácticas

Mientras Boca presionaba por el empate, el Athletico se sentó y esperó hasta el fondo de su campo. Los laterales de Boca buscaban constantemente unirse al ataque, dejando a Boca con una forma de 3-4-3, ya que Marcone se contenía y se unía a la línea defensiva cuando los laterales empujaban hacia adelante.

Los dos puestos centrales del mediocampo fueron ocupados por Nández y un remetido en Reynoso, que parecía ser el creador y distribuidor del equipo. Arriba, Tévez y Benedetto rotarían, pero al final fue Tévez quien fue empujado más a la izquierda, mientras que Villa continuó atacando por la derecha.

Defensivamente, el Paranaense mantuvo su forma 4-1-4-1, a veces 4-2-3-1. Camacho hizo bien en romper el juego, ya que el papel central en el mediocampo defensivo fue el de Tévez o Benedetto, que buscaban replegarse y conectarse.

Mientras tanto, Lucho González y Bruno Guimarães se alinearían con Nández y Reynoso, mientras que Guimarães descendería un poco más. Rony y Nikão rastrearían a los laterales. Con este esquema defensivo, el Paranaense nunca fue superado en número en defensa, y Thiago Heleno y Léo Pereira se encargaron de los peligrosos balones que entraban en el área.

Comentarios

Deja un comentario