Arranca nuevo Ciclo de Cine: Ahora francés

Hoy Jueves inicia un nuevo ciclo de cine temático, el número 25 de la mano del seleccionador Darío de Dios. Desde las 20 horas en Casa de la Cultura con entrada libre y gratuita se dará ruedo al ciclo “3 colores”, con la proyección del film francés BLEU.

La libertad es azul. Julie pierde a su marido y a su pequeña hija en un accidente automovilístico. Todo el mundo lamenta la pérdida del esposo, puesto que era un gran músico que estaba componiendo la “Sinfonía de la unificación de Europa”, título que se hace trascendental en la trilogía. Julie se encuentra desesperada, todo le hace recuerdo a su esposo y justamente por eso decide comenzar una nueva vida, desaparece de la vista de sus amigos y vende la casa familiar. De la antigua vida sólo se lleva una cosa: un móvil azul.

Julie tratará de deshacerse de su pasado con su esposo, pero éste no quiere separase de ella, la busca, le pide cuentas. Aquí vemos la maestría simbólica de Kieslowski, su sutileza: el pasado vuelve como cierta tonada que se parece a la sinfonía de “La unificación de Europa” (no sólo hablo de un flautista callejero que se encuentra con Julie, sino también en la música extra-diegetica, que parece entrecortada), o como el encuentro fortuito con la amante de su marido o como ese móvil azul que no puede abandonar (de todos modos, en la paleta de colores de Kieslowski, abunda el azul, es decir, todo se tiñe con el recuerdo que Julie quiere negar).

La protagonista quiere liberarse de su pasado, pero este la sigue, la atormenta, no hay escapatoria. Por eso, la libertad es azul: sólo rencontrándose con su pasado va a poder llegar a liberarse de él. Pero en el pasado de Julie hay un fantasma que la persigue: una inconclusa (sinfonía de la) reunificación de Europa. Debe terminar la obra de su marido para, al fin, tener la certeza de que es libre.

Comentarios

Deja un comentario