Polled Hereford eligió a su Gran Campeón Macho y Angus, a la Gran Campeón Hembra

Garruchos SA y La Rubeta SA fueron protagonistas con sus ejemplares, en medio de un día con lluvias y una pista complicada por el agua acumulada Crédito: Ignacio Sánchez

Pese a la lluvia y a la pista pesada que había por el agua acumulada, las razas Polled Hereford y Angus hicieron vibrar a la Exposición Rural de Palermo con las consagraciones del Gran Campeón Macho en la primera raza y del Gran Campeón Hembra en la segunda.

El empresario Hugo Sigman, que en la edición 2017 de Palermo había logrado el Gran Campeón Macho Polled Hereford, este año volvió a repetir en la raza con el box 704, “Bien pensado”. El nombre de este toro de dos años de Garruchos SA, en rigor, tiene una explicación que hizo el mismo Sigman.

Sentado en el pabellón para festejar el logro con los integrantes de su cabaña Los Murmullos, Sigman destacó al equipo que está detrás del animal. “Un gran campeón no es sólo fruto de la genética sino también del grupo de trabajo”, señaló. Mientras tanto, el Reservado de Gran Campeón Macho Polled Hereford fue para el box 690, del expositor Estancias y Cabañas La Centella SA.

El Gran Campeón Hembra Angus, de La Rubeta SA El Gran Campeón Hembra Angus, de La Rubeta SA Crédito: Ignacio Sánchez

Angus, en acción

También Angus desafió las condiciones del clima y la dureza de la pista y coronó a sus mejores ejemplares en hembras. Así, el box 432, de La Rubeta SA y Gustavo Mato, se quedó con el Gran Campeón Hembra de la raza.

Para Carlos Fernández, socio gerente de La Rubeta SA, que ya lleva en su haber seis grandes campeones (cinco hembras y un macho) el jurado de la raza privilegió “el equilibrio” de esta vaquillona que va a cumplir dos años en septiembre próximo. Además, ponderó que se valoró su corrección estructural, algo clave porque es sobre donde descansa el físico del animal.

“La gran campeona es impresionante; tiene un volumen infernal, mucha carne y clase”, comentó Lucas Lagrange, un cabañero de la zona de Laprida que este año le tocó ser jurado de la raza Angus.

“El nivel de Angus de la Argentina es el mejor del mundo. Tenemos que apuntar a animales con clase, intermedios y hembras femeninas sin resignar carne”, señaló.

Para Alfonso Bustillo, vicepresidente de los criadores de la raza Angus, la fila de campeonas fue “extraordinaria”.

Bustillo consideró que las hembras que se vieron en la pista “son muy útiles” y funcionales para los sistemas de producción en la Argentina. El Reservado de Gran Campeón Hembra Angus fue para Charles de Guerrero SA.

Por: Fernando Bertello / Diario La Nación.

Comentarios

Deja un comentario